Su cotización bajó el viernes en Bolsa un 6,94%

RBS pierde 914 millones por las provisiones de la deuda griega y las pólizas contra impagos

El año se presenta difícil para Royal Bank of Scotland (RBS). La entidad británica anotó al cierre del primer semestre unas pérdidas de 794 millones de libras (914 millones de euros). Su cotización bajó el viernes en Bolsa un 6,94%.

Los números rojos fueron consecuencia de dos varapalos: las dotaciones ligadas a títulos de deuda soberana griega así como las destinadas a responder las posibles reclamaciones vinculadas a los seguros contra protección de impagos, después de que la Justicia de Reino Unido declarara irregular el proceso de venta de estos productos por parte de la banca.

RBS anotó una provisión por 850 millones de libras por las citadas pólizas, así como otra de 733 millones para atender la depreciación de los bonos helenos tras el acuerdo para que los acreedores privados participen en el segundo rescate de Grecia.

Los ingresos del grupo en lo que va de año ascendieron a 15.800 millones de libras, un 8,6% menos, y los costes operativos menguaron un 6,1%.

El banco señaló que la unidad de banca minorista mantiene el tipo mientras la de banca global y mercados anotó un descenso de su facturación en el segundo trimestre "conforme las incertidumbres del mercado han debilitado la actividad de clientes". Stephen Hester, consejero delegado de la entidad controlada por el Tesoro británico, destacó en un comunicado que la desinversión de activos no estratégicos va más adelantada de lo previsto y que las provisiones ligadas a la morosidad de la filial en Irlanda comienzan a descender.