Beneficio consolidado semestral de 28,5 millones

El beneficio de Kutxa cae el 31% a junio, con la morosidad en el 3,85%

Kutxa contabilizó un beneficio consolidado de 28,5 millones en el primer semestre, un 30,87% menos que en el mismo periodo de 2010. La entidad guipuzcoana no integró en este balance la venta del 100% de Banco Madrid a BPA, una operación cerrada el mes pasado y que tendrá su repercusión en las cuentas del tercer trimestre.

Los responsables de la caja vasca calificaron de "prudente" su gestión en la primera mitad del ejercicio, cuando Kutxa registró una caída del margen de intereses de casi el 20%, redujo sus gastos de explotación un 2,27% y aumentó un 1,15% los ingresos por servicios. Con estos tres datos de base consiguió un beneficio recurrente de 85,6 millones. Kutxa se resintió de la menor demanda de crédito de empresas y particulares y redujo un 0,36% su inversión crediticia (58,9 millones menos), "aunque está en disposición de llevar a cabo con normalidad" esta actividad, al contar con una tesorería de 1.396 millones al pasado 30 de junio (un 10% más que en la etapa comparada).

Su mora se sitúa en el 3,85% y tiene 1.672 millones en créditos con constructoras y promotoras inmobiliarias, de ellos 531 millones calificados como "dudosos" pero 295,4 millones están en el balance de Banco Madrid. En hipotecarios tiene créditos "dudosos" por 255,66 millones, la mayoría con viviendas como garantía. Kutxa celebrará en septiembre una asamblea extraordinaria para ratificar su fusión con BBK y Vital.