Roma ya paga más intereses que Madrid

Italia releva a España en la primera línea de fuego

Desde hace un mes Italia ha pasado a ser la principal preocupación de los dirigentes europeos, desplazando a España de la primera línea de fuego. Esta situación ya está reflejada en el mercado de deuda, donde a los títulos transalpinos ya se les exigen mayores intereses que a los nacionales.

Berlusconi, durante su comparecencia de ayer ante la Cámara de los Diputados, junto al ministro de economía Giulio Tremonti
Berlusconi, durante su comparecencia de ayer ante la Cámara de los Diputados, junto al ministro de economía Giulio Tremonti

El 1 de Julio la prima de riesgo italiana, precio adicional que paga un país respecto a los intereses exigidos a los títulos alemanes, tomados como los más seguros, era de 183 puntos básicos. Un mes y cuatro días después la brecha se sitúa en 373 enteros, unos 3 puntos por encima del riesgo país de España que permanece relativamente estable por debajo de los 370. Estos datos son la demostración del brutal cambio sobre la percepción de un estado que pueden sufrir los operadores en periodos de tiempo que cada vez son más cortos. Así, mientras hace 30 días Madrid era apuntado por todos los inversores como la siguiente víctima tras Grecia, Irlanda y Portugal; hoy ese puesto lo ocupa Roma. Desde luego, así lo demuestra la cotización de los títulos transalpinos en el mercado secundario, de compraventa entre particulares.

Los bonos italianos a 10 años han llegado a pagar hoy una rentabilidad del 6,25%, máximo desde 1997 cuando el euro era únicamente un proyecto a formalizar. Mientras tanto, los títulos nacionales a una década abonan un 6,05% y en tendencia bajista frente a la subida que registra el interés ofrecido por Roma. Este cambio, que en el caso de la deuda a una década es la primera vez que tiene lugar desde el año 2008, ya llevaba varias semanas registrándose para los bonos a dos, cinco y 30 años.

Para comprar títulos con vencimiento a 24 meses a Roma se le exige el pago de un 4,65% de intereses, casi tres décimas más de lo que tiene que pagar Madrid. En el caso de los bonos a un lustro a los italianos se les exige un 5 % frente al 5,3% español. Una diferencia que en el caso de la a deuda a 30 años se limita al 6,48% transalpino contra el 6,36% ibérico.

A pesar de todo, hay que destacar que sobre el descuento que estima el mercado respecto al principal de los bonos, en algunos casos Italia todavía sale victoriosa respecto a España, aunque la diferencia es mínima y tendente a la baja. De hecho, según los datos reflejados por Bloomberg, los operadores solo consideran probable una mayor quita en los bonos a 5 y 30 años. Mientras tanto, en el caso de las letras a 10 años, plazo tomado como referencia, los inversores creen que se recuperará un 96% de la inversión en el caso de que se invierta en deuda nacional, mientras que si el dinero se fía al estado transalpino la pérdida será un 6% mayor.