Temor de los inversores al atolladero de Europa y EE UU

La huida a divisas refugio impulsan al franco suizo y al yen

Los esfuerzos de los gobiernos de Suiza y Japón por contener la fortaleza de sus divisas no han podido frenar la huida de los inversores de los activos de riesgo hacia divisas refugio. El franco suizo alcanzó un nuevo récord frente al euro y el yen se sitúa por encima de un mínimo de tres semanas pese a estar bajo vigilancia.

El franco suizo alcanzó hoy un nuevo récord frente al euro, mientras el dólar australiano caía porque el creciente temor a un atolladero económico en Estados Unidos y Europa llevaba a los inversores a salir de los activos de riesgo y buscar divisas refugio.

Asimismo, un sentimiento de fuerte aversión al riesgo tras una debacle en las bolsas de Estados Unidos llevaba al yen por encima de un mínimo de tres semanas después de la intervención de Japón para vender yenes, aunque la preocupación de que el país pueda intervenir de nuevo mantenía a la divisa nipona bajo vigilancia por el momento.

"El foco de atención es si las autoridades japonesas intervendrán otra vez", dijo Masafumi Yamamoto, estratega jefe de divisas de Barclays Capital.

Dato de empleo en EE UU

"Los participantes del mercado puede que no quieran mover demasiado sus posiciones de cara a los datos de empleo de Estados Unidos, y adoptar una postura de espera. Sin embargo, las autoridades podrían querer elevar el dólar por adelantado para preparar una pobre lectura del dato de empleo", dijo Yamamoto.

Los mercados creen que un mal dato podría alimentar la especulación de que la Reserva Federal pueda señalar la necesidad de tomar medidas adicionales de relajación monetaria tras su reunión de la próxima semana, después de que los bancos centrales suizo, japonés y europeo tomasen medidas de este tipo esta semana.

El dólar estaba en 79,22 yenes, lejos del máximo de tres semanas del jueves a 80,25 yenes. Los temores a otra intervención de Japón sobre el yen podrían mantener al dólar por encima de los 79 yenes por ahora, dijo un operador de un banco japonés.

Por su parte, el franco suizo seguía trayendo a buscadores de refugios seguros, alcanzando un nuevo máximo frente al euro, y se acercaba a otro récord rente al dólar, recuperando gran parte de las pérdidas después de la sorpresiva bajada de tipos por parte del banco central suizo el miércoles para reforzar la fortaleza de su divisa.

La divisa única europea cama hasta 1,0710 francos. El dólar se dirigía a los 0,7640 francos. El euro cama a un mínimo de tres semanas de 1,4059 dólares, al no haber señales de recuperación en la presión sobre bonos italianos y españoles.