Pérdidas de 470 millones de euros en el primer semestre

Munich Re cree que cerrará el año en positivo a pesar de los desastres naturales

El ejercicio está siendo duro para Munich Re por los desastres naturales. La reaseguradora germana lleva registradas unas pérdidas de 470 millones de euros a cierre del pasado junio frente a unas ganancias de 445 millones de un año antes.

Sobre sus cuentas pesa ante todo el maremoto de Fukushima. La firma estima su coste en 1.500 millones de euros antes de impuestos. Se trata de la catástrofe más onerosa para la entidad desde el huracán Katrina, acaecido en 2005. Pero al seísmo nipón se suma otro terremoto en Nueva Zelanda (261 millones) y la peor racha de huracanes en EE UU en cuatro décadas (200 millones). Todos estos sucesos han disparado el ratio combinado (proporción de las primas que consumen los gastos y el pago de siniestros) hasta el 133%.

Nikolaus von Bomhard, presidente de Munich Re, confió en un comunicado oficial que "a pesar del excepcionalmente elevado peso de los siniestros, esperamos cerrar el año con un resultado positivo".

La entidad también ha padecido una crisis reputacional en los últimos meses al conocerse que su filial Ergo sufragó en 2007 un viaje de incentivos a Budapest (Hungría) que incluía prostitutas.

Munich Re facturó 24.949 millones a cierre del primer semestre, un 10,3% más.