Consensuadas con Europa

Berlusconi anuncia nuevas reformas para Italia

Adelanta que introducirá en la Constitución la exigencia del equilibrio en las cuentas públicas, el cual pretende conseguir en 2013, un año antes de lo previsto.

Giulio Tremonti y Silvio Berlusconi, durante su comparecencia en la sede de la Presidencia del Gobiernornen Roma.
Giulio Tremonti y Silvio Berlusconi, durante su comparecencia en la sede de la Presidencia del Gobierno en Roma.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunció hoy que Italia acometerá nuevas reformas económicas que han sido consensuadas con otros líderes de la Unión Europea (UE) y que acelerará la aplicación de algunos de los ajustes de su recientemente aprobado plan de austeridad. En una rueda de prensa en la sede de la Presidencia del Gobierno en Roma, Berlusconi indicó que entre esas nuevas medidas está la introducción de la exigencia del equilibrio de las cuentas públicas en la Constitución de Italia, asunto que empezará a abordarse ya la semana que viene en el Parlamento.

El ministro de Economia Giulio Tremonti, que ha acompañado a Berlusconi, también ha anunciado que se llevará a cabo una reforma del mercado laboral. Con el adelanto de las medidas, que ya estaban previstas y únicamente se anticiparán según han recordado, pretenden poner coto a las "especulaciones de los mercados".

La Cámara baja italiana abrirá sus puertas la próxima semana para comenzar el proceso de aprobación en la Constitución de la norma de equilibrio presupuestario, pese a estar en período vacacional. Respecto a la reforma del mercado laboral, Tremonti ha detallado que su texto ya está redactado, y que será puesto en conocimiento de los agentes sociales para su posterior presentación en el Senado. El ministro ha detallado que el gobierno basará sus actuaciones sobre cuatro pilares: dos que afectan a las finanzas públicas y dos que atañen al crecimiento y desarrollo de la economía del país. Las dos primeras intervenciones, según ha explicado , serían "la introducción en la Constitución del necesario equilibrio presupuestario y la anticipación de las medidas del plan de ajuste para alcanzar el déficit cero en 2013", mientras que las otras dos intervenciones serían "la reforma del mercado laboral" y "la madre de todas las liberalizaciones", que se traduce en "permitir a las empresas realizar todo aquello que no esté expresamente prohibido por las leyes".

Además, ha relatado que se ha puesto en contacto con el secretario del Tesoro norteamericano, Timothy Geithner, para informarle de la decisión de acometer un equilibrio presupuestario, y también ha hecho lo propio con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios Olli Rehn.

Otras de las medidas que el Gobierno italiano pretende acelerar son la reforma fiscal que el Parlamento debe desarrollar después de que el Ejecutivo aprobara el pasado 30 de junio en Consejo de Ministros, junto al plan de austeridad de 79.000 millones, un proyecto de ley marco, o la reforma del sistema de asistencia pública para "garantizar lo que se puede dar a quien necesita e intervenir sobre el problema de los falsos inválidos".

El Parlamento anula sus vacaciones

Las presiones de los mercados sobre Italia no sólo ha obligado al gobierno de Silvio Berlusconi a anunciar medidas para transmitir una mayor confianza y reducir de forma efectiva su déficit, sino que también ha hecho que los congresistas italianos tengan que hacer un receso en sus vacaciones para volver al Parlamento la próxima semana.

El motivo, comenzar el proceso a través del cual se incluirá en la Constitución italiana la nueva norma de equilibrio presupuestario, un equilibrio en las cuentas que, según el 'Cavaliere', podrá conseguirse en 2013 y no en 2014, como estaba previsto.

CincoDías.com