Arrecia la crisis de la deuda soberana

La elevada prima de riesgo amenaza la financiación en el interbancario

La escalada de la prima de riesgo amenaza la financiación de la banca española en el mercado interbancario. El uso de las cámaras de contrapartida ha garantizado la liquidez en los momentos de máxima tensión, pero se teme que un diferencial por encima de los 450 puntos desate un incremento de garantías en LCH.Clearnet o Eurex Repo que obligue de nuevo al sector a recurrir con fuerza al BCE.

Ilustración de Bolsa
Ilustración de Bolsa

Los circuitos de liquidez para la banca española todavía funcionan pero se vislumbran dificultades con una prima de riesgo que se acerca a los 450 puntos básicos, umbral que de sobrepasarse, amenaza con alterar el buen funcionamiento del mercado interbancario europeo y encarecer en exceso la financiación.

"España se acerca a un nivel que puede desembocar en un incremento de los márgenes aplicados en LCH.Clearnet, al tiempo que la presión aumenta sobre Italia. De ocurrir, los bancos españoles tendrán que acudir al BCE para cubrir toda la financiación y la perspectiva de un deterioro similar para la banca italiana afectaría de forma severa el funcionamiento del mercado interbancario europeo", avisa Bank of America Merrill Lynch.

El acceso de entidades españolas a LCH.Clearnet y Eurex Repo desde el pasado mes de agosto, así como el creciente uso de la cámara española Meffclear -una fórmula para hacer llegar dinero del exterior a las entidades que no son miembros de las cámaras extranjeras- han resultado pasos decisivos para reducir la dependencia del BCE y sortear el bloqueo de liquidez que supuso en 2010 que las entidades extranjeras dejaran de prestar a las españolas en el mercado interbancario de repos (préstamos con colateral), lugar donde se obtiene la mayor parte de la financiación.

Las cámaras, al interponerse entre comprador y vendedor, cubren el riesgo de impago a cambio de garantías, lo que ha permitido que se elimine la inquietud de prestar a una entidad en concreto y ha garantizado la financiación del sistema español incluso en los momentos de máxima tensión este año.

El problema es que el nerviosismo del mercado pasa factura. No hay que olvidar que si el precio de las garantías que depositan los bancos en las cámaras cae, estas exigen márgenes mayores por la misma liquidez, algo que ya está ocurriendo por la pérdida de valor de la deuda utilizada como colateral. Pero las complicaciones pueden agravarse de verdad si las cámaras de contrapartida exigen garantías adicionales por el incremento de la prima de riesgo.

En una circular a los miembros del mercado, LCH.Clearnet especifica que un spread superior a los 450 puntos básicos respecto a una referencia a 10 años con calificación triple A "es indicativo de un mayor aumento de riesgo soberano y podría suponer un aumento de garantías del 15% sobre la posición neta, con la posibilidad de incrementos adicionales en caso de que el diferencial continúe deteriorándose". Pese a que desde LCH.Clearnet reconocen que existe cierto grado de "discrecionalidad" a la hora de elevar las garantías, los ejemplos de Irlanda o Portugal dejan claro que cuando la prima de riesgo rebasa los 450 puntos básicos, las cámaras no tardan en reaccionar. En el caso irlandés la cámara elevó las exigencias 10 días después de superar ese umbral, el mismo plazo que se dio a Portugal. Y a día de hoy las garantías exigidas en ambos casos alcanzan el 80%.

Varios expertos consultados sostienen que una petición de garantías adicionales podría desplazar el protagonismo hacia el BCE como suministrador de liquidez y presionaría aún más a la deuda española, cuya capacidad como colateral quedaría muy deteriorada.

El volumen se dispara en Meffclear

La negociación de repos en Meffclear se ha disparado en el último año y el repunte se ha notado especialmente desde agosto del pasado ejercicio, coincidiendo con el acceso de las entidades españolas a las cámaras de contrapartida extranjeras, una vía que ha permitido el acceso de la liquidez exterior a todo el sistema financiero, incluso en los momentos de más tensión del ejercicio.

El saldo vivo de la cámara se encontraba en junio en los 28.681 millones de euros, lo que supone el nivel más alto del año y un récord histórico. Y las previsiones de los expertos es que la cámara siga creciendo. El incremento del número de operaciones da una idea de su potencial. En enero de 2010 se cruzaron 29 operaciones mientras que en el pasado mes de junio la cifra era ya de 493. Ante el tirón, dos entidades extranjeras, Crédit Agricole y Société Générale, ya se han hecho miembros.