Admite que la crisis ya no solo afecta a la periferia de Europa

La CE pide revisar el tamaño de los fondos de rescate de la zona euro

La Comisión Europea pidió hoy una revisión de todos los elementos del actual y futuros fondos de rescate de la zona euro, incluido su tamaño, para convencer a los mercados de que la zona euro puede responder a la crisis de deuda.

Tras los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal podría haber alguno más. Los candidatos perfectos son Italia y España, asediados en los últimos días por los mercados. Aunque desde Bruselas se ha reiterado la confianza en estos países periféricos y se ha insistido en que no hay sobre la mesa un plan de rescate para la economía española, la Comisión Europea quiere curarse en salud, evitar contagios y garantizar posibles intervenciones ante la gravedad de la crisis de deuda.

Por ello, solicitó hoy ampliar el fondo de rescate con el objetivo de estabilizar el euro. "Insto a una rápida reevaluación de todos los elementos ligados al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), y el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM), para asegurar que están equipados con los medios para tratar el riesgo contagioso", dijo el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, en una carta a los líderes de la Unión.

Barroso admitió admitió que las últimas medidas acordadas por los gobiernos comunitarios no han logrado el efecto deseado en los mercados y que la crisis de la deuda ya no se limita "a la periferia de la zona euro". Los desarrollos en los mercados de bonos soberanos de Italia, España y otros Estados miembros de la zona euro son causa de una profunda preocupación", señaló

Barroso urge a los Estados miembros a finalizar y aprobar todos los detalles del segundo rescate a Grecia y del FEEF del pasado mes de julio, evitando introducir excesivas limitaciones en las condiciones de los préstamos del fondo.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona acordaron el pasado 21 de julio conceder más poderes al FEEF, de manera que pueda actuar para prevenir, financiar la recapitalización de bancos mediante préstamos a los gobiernos e intervenir en los mercados secundarios en circunstancias excepcionales y en consulta con el Banco Central Europeo.

Un portavoz de la Comisión aclaró en una rueda de prensa que la petición de la revisión incluye el tamaño de los fondos. Actualmente, el FEEF cuenta con 440.000 millones. Recalcó, sin embargo, que este llamamiento de Barroso "no tiene nada que ver con la situación específica de Italia y España".