La magistratura laboral germana la había prohibido

Los controladores alemanes desconvocan su huelga "en atención al pasajero"

Los controladores alemanes desconvocaron hoy la huelga, prevista para mañana a partir de las 04.00 GMT, "en atención a los pasajeros" y visto que la decisión final sobre su legitimidad no se produciría hasta entrada la próxima noche.

Fuentes del sindicato de controladores (Ddf) anunciaron la desconvocatoria, tras presentar un recurso ante la Audiencia de Fráncfort en contra de la prohibición anteriormente dictada por la Magistratura laboral.

La decisión de la Audiencia se esperaba entrada ya la noche, lo que en la práctica dejaría escaso margen a las aerolíneas y aeropuertos afectados para hacer frente a la situación.

El GdF, que aglutina a 2.500 de los 5.000 profesionales del sector, convocó ayer una huelga que habrá afectado a todos los vuelos comerciales entre las 04.00 y las 10.00 GMT de mañana.

El departamento de Seguridad Aérea (DFS, en sus siglas en alemán) presentó hoy mismo una demanda por el procedimiento de urgencia ante Magistratura, que respondió prohibiendo la huelga, a lo que siguió el nuevo recurso de la parte sindical.

El Gdf había anunciado la huelga después de que más de un 95% de sus afiliados rechazaran, en una votación interna, la última propuesta de la patronal.

El sindicato mantiene su exigencia de un incremento salarial del 6,5%, así como una mejora de las condiciones laborales, horarios de servicio y límites de las horas extras.

Por parte del Gobierno, el ministro de Transportes, Peter Ramsauer, instó a los controladores a reconsiderar la convocatoria de huelga, les recordó que "eligieron una de las principales semanas del verano para llevar a cabo la huelga" y les conminó a "no sobrepasar la línea".

"Los alemanes no se merecen esto", apostilló el ministro. La huelga habría sido la primera a escala nacional en este sector y habría afectado a los 16 aeropuertos internacionales del país.