Fichaje polémico

Un fichaje del Zaragoza acaba con la suspensión de las acciones del Benfica

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) portuguesa suspendió durante la mañana de ayer la cotización de las acciones del club luso al no ver justificados los 8,6 millones del traspaso de su portero al Zaragoza, bajo la Ley Concursal.

El portero Roberto Jiménez, en su presentación junto al presidente del Zaragoza Agapito Iglesias.
El portero Roberto Jiménez, en su presentación junto al presidente del Zaragoza Agapito Iglesias.

El fichaje del portero español Roberto por el Real Zaragoza ha levantado todo tipo de suspicacias en el fútbol español y portugués. El conjunto maño, sometido a la Ley Concursal después de declarar una deuda de 110 millones de euros, anunciaba la incorporación el pasado lunes sin dar demasiados detalles sobre la operación. Sin embargo, el SL Benfica, club de procedencia, está obligado al igual que todos los clubes portugueses a declarar ante la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) los detalles de los traspasos con costos millonarios.

En su informe hacía público que el importe total del traspaso ascendía a 8,6 millones de euros, una cantidad sorprendente dado el volumen de la deuda del equipo español y la categoría del propio jugador, discutido durante todo el año en su equipo de procedencia y por el que aún así el Benfica ingresaba 100.000 euros más de lo que había gastado por él el verano pasado.

La CMVM consideraba insuficiente la información facilitada el lunes por el club lisboeta y le instaba a ampliarla. El nuevo informe era registrado a las 7:49 de ayer, hora portuguesa. En él, se plasmaba que el traspaso se ejecutó mediante dos contratos: uno con el propio Zaragoza y otro con "una sociedad de derecho español", mientras que el pago se llevaría a cabo "de forma fraccionada y garantizada por títulos de crédito". De nuevo la CMVM requería más información, y suspendía la cotización de las acciones del Benfica hasta que no divulgara el valor de los derechos económicos y deportivos traspasados a las dos sociedades.

A las 11:32, el Benfica remitía un nuevo informe, el tercero, con la información detallada del traspaso. De los 8,6 millones de euros del traspaso, el Real Zaragoza adquiría por 86.000 euros los derechos deportivos del jugador, mientras que los 8,5 restantes los abonaba dicha "sociedad" para hacerse con sus derechos económicos, con la aprobación de la Administración Concursal que en la actualidad supervisa los movimientos del Zaragoza.La CMVM se daba por satisfecha y a las 12 levantaba la suspensión de las acciones del Benfica.

Un fondo liderado por Jorge Mendes

Tal y como informaba en el día de ayer el diario El País, la misteriosa sociedad respondería al nombre de Quality Sports Investment, en la que participan el agente de futbolistas portugués Jorge Mendes y el exdirector deportivo de Manchester y Chelsea Peter Kenyon. Se trata de un fondo de compra-venta de futbolistas: se hace con los derechos económicos de los jugadores y cede los deportivos a los equipos, en este caso el Zaragoza, para que puedan jugar. El fin no es otro que su revalorización para, como todo fondo de inversión, obtener un beneficio, en este caso con un nuevo traspaso. Según la información de El País, el folleto de captación de inversores garantizaba una rentabilidad anual del 10% de la aportación inicial.