El final de la legislatura

La reforma financiera, lista para septiembre

El nuevo Gobierno encontrará a las cajas capitalizadas.

Durante la rueda de prensa en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la convocatoria de elecciones para el próximo 20 de noviembre, una de las reformas que destacó es la del sector financiero.

Zapatero recordó que ya hay tres cajas de ahorros cotizando en Bolsa (CaixaBank, Bankia y Banca Cívica), y que la mayor parte de las necesidades de capital que tenían bancos y cajas ya sehancubierto.

La industria bancaria nacional había sido señalada como el talón de Aquiles de la recuperación económica, igual que ahora se apunta al déficit de las Comunidades Autónomas. Sin una banca saneada no fluiría el crédito y sin crédito era imposible el crecimiento del PIB.

El Gobierno aceleró la reestructuración del sector con el decreto de solvencia de febrero, que obligaba a muchas entidades a buscar capital adicional y presionaba a las cajas para que se convirtieran en bancos y salieran a Bolsa.

La prueba de fuego de la reordenación se ha vivido este mes de julio, cuando Caja Madrid y Bancaja (grupo Bankia) y Banca Cívica, tuvieron que apelar a los mercados enmitad de una tormenta financiera perfecta. Con la prima de riesgo española disparada, el sector financiero estaba señalada. No obstante, la alternativa de un retraso y salir a Bolsa en plena campaña electoral habría sido probablemente peor.

Además, en este mes también se ha producido la intervención de Caja Mediterráneo (CAM) por parte del Banco de España.

A día de hoy, la inmensa mayoría del sector bancario español está ampliamente recapitalizado y saneado. Tan solo cinco grupos de cajas están pendientes de buscar fondos. Grupo BMN (con Cajamurcia a la cabeza), Liberbank (capitaneada por Cajastur), Unnim, Catalunya Caixa y Novacaixagalicia apuran las semanas para encontrar inversores privados o incluso salir a Bolsa.

En el caso de las dos últimas, es más que probable que deban recibir una importante inyección de capital público, que supondrá su nacionalización parcial.

El Banco de España ha impuesto la fecha del 30 de septiembre para completar la reestructuración. Aunque hay posibilidad de otorgar prórrogas, los mercados no lo aceptarían. El sector bancario estará completamente recapitalizado para septiembre, por lo civil o por lo criminal.