Cierre en Europa

La hiperactiva Moody's, obsesionada con Europa

Empezábamos el día con los mercados muy torcidos. Qué duda cabe que la sesión de hoy estaba condicionada por la votación de esta noche en EE UU.

Pero no sólo hay problemas con la deuda de EE UU. La hiperactiva Moody's, propiedad en casi un 30% de Warren Buffett, en lugar de preocuparse de EE UU sigue obsesionada por completo con Europa, y vuelve a atacar a España. Ahora coloca a España en revisión para una posible rebaja. Cita el débil crecimiento y esto último me preocupa mucho, porque hay que darle la razón, la situación fiscal de las autonomías. Eso sí, luego van y dicen que aún así creen que España cumplirá seguramente el objetivo de déficit.

Pero finalmente se ha cerrado muy lejos de mínimos. Ha habido varios factores influyentes:

1- En primer lugar ha afectado positivamente al Ibex a nivel local el hecho de que el presidente del Gobierno haya decidido convocar elecciones anticipadas el 20 de noviembre. No obstante la mayoría de operadores extranjeros pensaban que era un tema ya descontado, y que tendrá solo un efecto a muy corto plazo, por lo que desde el punto de vista de las bolsas no le daban mayor relevancia.

2- El hecho de que el S&P haya llegado a la altura de la media de 200 sesiones. Estos niveles son muy difíciles de pasar a la primera, y esta vez no ha sido una excepción. Ha entrado dinero de manera rápida, favoreciendo el rebote.

3- las palabras de Obama, de que estaban cerca de un acuerdo en cuanto había que recortar, y también de que estaría todo el fin de semana trabajando con demócratas y republicanos para cerrarlo todo. Cuanto me recuerda todo esto, una de mis series favoritas de siempre...el Ala Oeste de la Casa Blanca...

Con todo esto se cierra la semana, en medio de la ceremonia de la confusión total. Queda por ver que pasa con la deuda en Europa, queda por ver si a pesar de que se llegue a un acuerdo en EEUU (se supone) si irá acompañado o no de un plan serio de reducción de déficit, lo cual parece poco probable, pues nadie querrá medidas duras hasta después de las elecciones del año que viene, y quedan por ver muchas cosas aún.

Además las vacaciones masivas de operadores que empiezan, ya, distorsionarán el mercado y harán que la actividad frenética de las máquinas de alta frecuencia se note más.

Desde el punto de vista técnico en Europa la tendencia sigue siendo claramente bajista, aunque a medio plazo seguimos dentro del gran lateral que dura ya dos años y del que no salimos nunca.

Evidentemente si pasa el fin de semana y el lunes el mercado amanece sin acuerdo en EEUU podrían cundir los nervios, porque el plazo termina el día 2. Por supuesto si al final no hubiera acuerda, debemos esperar un muy duro desplome de las bolsas.

No parece esto lo más lógico, lo normal sería que los políticos dejarán de jugar con cerillas en una estación de servicio, y llegaran a un acuerdo, sin arriesgarse más. Sería imperdonable que dejaran pasar el plazo con lo nervioso que está todo el mundo sin llegar a dicho acuerdo.