Hasta 48 millones

Seat reduce sus pérdidas un 70% en el primer semestre

Una de las causas la reducción de las pérdidas se explica por la optimización de los costes de marketing, entre otros factores. Volkswagen ve en China una gran oportunidad para la expansión de la marca española.

El nuevo Seat Alhambra, uno de los modelos que más han impulsado el avance de la marca.
El nuevo Seat Alhambra, uno de los modelos que más han impulsado el avance de la marca.

El fabricante español de automóviles Seat, del grupo Volkswagen, cerró el primer semestre del año con unas pérdidas operativas de 48 millones de euros, lo que supone recortar en un 69,4% los 'números rojos' de 157 millones de euros registrados en el mismo período de 2010.

Así consta en el informe financiero del grupo Volkswagen correspondiente al primer semestre del año, en el que el consorcio de Wolfsburg explica que la reducción de las pérdidas de Seat se explica por la optimización de los costes de marketing, entre otros factores.

La cifra de negocio de la marca de Martorell (Barcelona) ascendió a 2.760 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, lo que se traduce en una progresión del 4,7% en relación con la primera mitad del ejercicio precedente.

Seat comercializó en todo el mundo 188.000 automóviles en el primer semestre de 2011, cifra que supera en un 1% la contabilizada en la primera mitad del ejercicio anterior, cuando sus matriculaciones sumaron 186.000 unidades.

Volkswagen destacó el mérito de este crecimiento de las ventas, máxime cuando el mercado automovilístico español registró un fuerte descenso en los seis primeros meses de este año. Asimismo, el grupo alemán destacó la positiva acogida de los nuevos modelos Ibiza ST y Alhambra.

En su informe, al que tuvo acceso Europa Press, el consorcio germano destaca también la presentación de Seat en el mercado chino, que tuvo lugar en el Salón de Shanghai. "China representa una oportunidad para que Seat prosiga su expansión internacional", asegura.

De esta forma, Volkswagen puntualiza que el primer paso de la marca española para su desembarco en el país asiático será aumentar su notoriedad y el conocimiento de la firma entre los clientes chinos.