La cifra es la mitad que hace tres años

La venta de discos se desploma otro 18,7%

El mercado de la música grabada en España continúa cayendo. Una bajada del 18,7% en el primer semestre, según la patronal de las discográficas, Promusicae.

Las cifras son más que elocuentes. El volumen de ventas en lo que va de año (62,5 millones) es la mitad de la cifra de 2008 (126,5) y casi cuatro veces de lo que se conseguía a principios de la década (250) de acuerdo a los números de Promusicae.

Ante estos datos, el peor parado es el mercado de soportes físicos, cuya caída supera el 30,5% sin llegar siquiera a los 40 millones de euros. Pero este dato es aún más preocupante si se analizan las cifras del mercado digital, que lejos de compensar el desplome, ha frenado su tendencia en el crecimiento. Así, donde en el primer semestre de 2010 había un aumento de casi un 30%, en 2011 la industria debe contentarse con un tímido aumento del 15,4%

De hecho, esta cifra se salva por la pujanza de los servicios de streaming (tipo Spotify en su versión gratuíta) que se perfilan como el modelo preferido por los usuarios legales de internet. Así, frente a una espectacular subida del 303% en este tipo de servicios (pero que en cifras absolutas se traducen tan sólo en 10 millones de euros), las ventas directas de canciones y albumes on line caen casi un 20% y las realizadas mediante servicios de telefonía móvil se reducen en más de un 52%.

"No estamos hablando de un cambio de modelo del mercado físico hacia el digital, que sería una buena noticia y nos situaría en la órbita de países como Francia, Alemania o Reino Unido. Es simplemente, que los españoles se han acostumbrado a no pagar por acceder a la música, da igual el formato en que esta se consuma", apunta Antonio Guisasola, presidente de Promusicae.