Se mantiene como valor refugio

El oro sigue marcando nuevos máximos: 1.616,8 dólares

El oro encadenó hoy su segundo récord consecutivo en la Bolsa Mercantil de Nueva York al cerrar a 1.616,8 dólares la onza, impulsado en esta ocasión por el debilitamiento del dólar ante otras divisas por la falta de acuerdo en el Congreso de EE UU para elevar el techo de gasto público.

Los contratos de oro más negociados, los de vencimiento en agosto, sumaron 4,6 dólares por onza al precio del lunes, cuando cerraron en máximos históricos al acabar a 1.612,2 dólares.

El avance de esta jornada, en la que se llegaron a cerrar contrataciones por un máximo de 1.619,3 dólares la onza, se debió todavía a su posición de valor "refugio" ante la preocupación que genera la falta de acuerdo en el Congreso de EE UU para elevar el límite de endeudamiento público permitido, de 14,29 billones de dólares, al que se llegará el próximo 2 de agosto.

Además, el estancamiento de las negociaciones y el miedo a que la primera potencia mundial suspenda pagos en una semana influían en el debilitamiento del dólar ante otras monedas, como el euro, que a esta hora se cambiaba por 1,4515 dólares, comparado con los 1,4376 dólares de la jornada anterior.

Cuando el "billete verde" pierde posiciones frente a otras divisas, el precio del oro suele aumentar, ya que los contratos del metal preciso -que se cotiza en dólares- resultan relativamente más baratos con un dólar debilitado.