Pide que presionen a los republicanos sobre el techo de deuda

Obama lanza un dramático aviso a la población sobre la situación del país

Barack Obama lanzó anoche un alegato dramático ante la población. En horario de prime time. En esta ocasión, sus palabras no hablaban de conceptos tan elevados como la libertad, la democracia o los derechos humanos. El presidente de EE UU dedicó su discurso a advertir a la población para que presione a los republicanos en post de un acuerdo sobre el alza del techo de endeudamiento que evite que el país entre en un impago catastrófico. El país se acostó anoche, un día más, sin un acuerdo entre los partidos.

Barack Obama, en su discurso televisado el 25 de julio de 2011
Barack Obama, en su discurso televisado el 25 de julio de 2011

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió en un discurso televisado desde la Sala Este de la Casa Blanca en horario de máxima audiencia que de no alcanzar un acuerdo para aumentar el techo de la deuda, el país se arriesga a caer en una "profunda" crisis económica. Por eso, recurrió a los ciudadanos para que presionen al Congreso en post del esperado pacto. Al Tesoro estadounidense le queda apenas una semana (el 2 de agosto es la fecha límite) para aprobar un incremento del techo de endeudamiento, fijado en 14,3 billones de dólares, antes de que según la versión oficial, se quede sin dinero para hacer frente a sus compromisos, lo que abocaría a un default.

"Si desean un enfoque equilibrado para reducir el déficit, que su miembro del Congreso lo sepa", dijo Obama, "Si cree que podemos resolver este problema a través del compromiso, envíe ese mensaje", apeló a la población, según informa Efe. El presidente advirtió que si EEUU cae en mora no habrá dinero para pagar la seguridad social, los beneficios de los veteranos, ni los contratos firmados con miles de empresas.

La cuenta atrás se ha convertido en una espada de Damocles para Obama. Y los plazos son extremadamente justos. Una vez que alcancen un acuerdo -si es que finalmente lo hay- tendrá que ser aprobado por la Cámara de Representantes, el Senado y finalmente ratificado por él. Y todo en menos de una semana.

Caer en mora sería "imprudente" e "irresponsable" dijo Obama, que reiteró que una solución para aumentar la deuda hasta finales de año, como proponen los republicanos, no resuelve el problema y no sería suficiente para evitar una rebaja de la duda de EEUU.

"Ahora todas las familias saben que un poco de deuda en una tarjeta es manejable, pero si nos mantenemos en este camino, nuestra creciente deuda costará trabajos y dañará seriamente nuestra economía".

Los republicanos tratan de aprovechar la situación del Gobierno para arrancar propuestas de ajuste del gasto más acordes con su ideario, como el recorte del gasto social. Sus propuestas, sin embargo, no son del gusto de los demócratas.

æscaron;ltimas propuestas

La última de los demócratas ha sido un nuevo plan de recorte del gasto público, de 2,7 billones de dólares en una década, además no incluiría un aumento de impuestos, uno de los puntos más polémicos de las conversaciones.

La propuesta republicana, por su parte, tiene como meta recortar el gasto público en 3.000 millones de dólares. Diseñada en dos tramos, permitiría aumentar el techo de deuda sólo hasta final de año y exigirían que en enero de 2012 se sometiera a votación en el Congreso un nuevo aumento del techo de endeudamiento, en plena campaña electoral.

En su discurso de ayer, Obama ha criticado duramente la intención de los republicanos de obligar a elevar en dos tramos el techo de endeudamiento.

Respuesta republicana

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, intervino nada más hablar el presidente en otro discurso televisado. "La triste realidad es que el presidente quiso un cheque en blanco hace seis meses -cuando comenzaron las primeras negociaciones- y quiere un cheque en blanco ahora, y eso no va a pasar", enfatizó.

Advertencias

El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó ayer a Estados Unidos a elevar su límite de endeudamiento para evitar tensiones en las economías desarrollados y salvaguardar la credibilidad de la deuda estadounidense. "El techo de la deuda federal debería aumentarse rápidamente para evitar un grave impacto en la economía estadounidense y los mercados mundiales", sostiene el FMI en su informe anual sobre la economía estadounidense.

Los gestores de los principales fondos de pensiones e inversión del país (entre ellos el de los funcionarios de California, BlackRock, Calpers o Legg Mason), que gestionan conjuntamente más de un billón de dólares, reclamaron a los dos partidos que alcancen cuanto antes un acuerdo. El lunes, Mohamed A. El-Erian, de Pacific Investment Management (Pimco) aseguró que EE UU puede perder su calificación de AAA incluso si los legisladores llegan a un acuerdo. Standard& Poor's se sumó a mediados de mes a a Moody's al situar la deuda estadounidense "bajo vigilancia con perspectiva negativa", e indicó que hay un 50% de posibilidades de que la degrade en los próximos tres meses.