Homenaje en Oslo a las víctimas de la masacre

Breivik ha confesado que el objetivo era asesinar al ex primer ministro noruego, Gro Harlem Brundtland

Cientos de personas han recordado ayer en la catedral de Oslo a las 93 personas fallecidas en el atentado de Oslo y la matanza de Utoya del viernes por la tarde. El presunto responsable, Anders Breivik, ha confesado que el objetivo era asesinar al ex primer ministro noruego, Gro Harlem Brundtland. Breivik comparecerá este lunes ante un juez donde se espera que explique los motivos que le llevaron a realizar la matanza.