Gigantes franceses de la nuclear

Acuerdo de reconciliación entre EDF y Areva

Los dos gigantes franceses de la energía nuclear, EDF y Areva, firmaron hoy un acuerdo de carácter técnico y comercial que marca la reconciliación de estos grupos estatales a instancia de las más altas autoridades del país, empezando por el presidente, Nicolas Sarkozy.

El acto de reconciliación se formalizó en un encuentro público en una planta de Areva de Saint-Marcel (este) entre el nuevo presidente de esta compañía, Luc Oursel, con el de Electricité de France (EDF), Henri Proglio, en el que el ministro de Energía, æpermil;ric Besson, ejerció de testigo.

El acuerdo establece una cadena de compromisos sobre el ciclo del combustible de las centrales nucleares, el mantenimiento de los reactores nucleares franceses con vistas a la prolongación de su vida útil más allá de 40 años y el nuevo reactor de tercera generación EPR que desarrollan ambas empresas.

Pero además abre las puertas a una colaboración para trabajar en un nuevo modelo de reactor atómico de mediana potencia, denominado Atmea, que debería marcar un colofón en el nuevo espíritu de concordia entre las dos empresas por el que venía presionando Sarkozy desde hace un año.

Para que eso fuera posible, el Gobierno forzó la destitución de la que hasta el mes pasado fue la "número uno" de Areva, Anne Lauvergeon, sustituida por Oursel.

Besson, que insistió en que "vamos a poner coherencia en el conjunto del sector nuclear", quitó actualidad a la hipótesis de que EDF aumente su peso en el capital de Areva.

En cualquier caso, las dos empresas -en las que el Estado francés tiene una participación del 85% y del 90% respectivamente- actuarán asociadas y bajo la dirección de Proglio en las operaciones en el exterior para comercializar su tecnología y sus servicios en el terreno de la energía atómica de uso civil.

Se trata de corregir las rivalidades entre ambas que, según las autoridades francesas condujeron al fracaso en diciembre de 2009 de la oferta francesa en una licitación de Abu Dhabi para la construcción de centrales nucleares en ese país.