Muy confidencial

Posibilitum ronda Nueva Rumasa

El mismo equipo que el año pasado a través de la sociedad Posibilitum adquirió Marsans al tiempo que el grupo entraba en concurso de acreedores negocia con la familia Ruiz-Mateos hacerse cargo del grupo Nueva Rumasa.

De acuerdo a las fuentes consultadas Ángel de Cabo Sanz, el empresario al frente de Posibilitum, ultima un acuerdo con Ruiz-Mateos para adquirir las empresas del grupo familiar, la mayoría de ellas en proceso concursal.

Las fuentes consultadas precisan que a lo largo de la negociación la sociedad especializada en liquidaciones podría alcanzar un acuerdo para mantener parte del negocio del grupo familiar, entre ellos el de los hoteles. "Se está negociando, las conversaciones no están cerradas, pero se ha puesto sobre la mesa la adquisición del negocio de los hoteles y algo más", señalan las fuentes consultadas, que participan en la operación.

El grupo de abogados y empresarios que el 10 de junio de 2010 anunció la adquisición de Marsans al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y a su socio Gonzalo Pascual, tiene un largo historial de empresas que han gestionado una vez se declararon en concurso. Muchas de ellas, como el grupo turístico de viajes, acabó en liquidación, como también ocurrió en los casos de la empresa alicantina Omega Urbacivil y en la de Jerez Vías, Canales y Puertos. Entre las compañías que ahora gestiona el mismo equipo se encuentra la constructora Teconsa, que adquirió cuando entró en concurso de acreedores a través de la sociedad valenciana Nuevas Formas y Diseños.

El grupo Nueva Rumasa lleva varios meses negociando procesos concursales que afectan a la mayoría de sus empresas de alimentación y de hoteles. El pasado mes de febrero José María Ruiz-Mateos acompañado de sus seis hijos varones ofreció su primera rueda de prensa en años para anunciar que solicitaba amparo concursal para 10 de sus compañías.

Desde entonces, y tras culpar de la situación de sus compañías a la banca, en particular al grupo Santander y al Royal Bank of Scotland, el número de procesos concursales en los que están inmersos empresas del grupo se ha ido ampliado; en mayo se declaró en concurso Clesa, con 1.112 millones de euros de pasivo, constituyendo el mayor concurso de una empresa española no inmobiliaria, exceptuando los de Fórum y Afinsa.

El mes pasado la Audiencia Nacional comunicaba la apertura de investigación sobre la familia Ruiz-Mateos por presunta estafa relacionada con la emisión de pagarés realizada por varias de sus compañías.