Tras la explosión ha tenido lugar un tiroteo en un campamento

Al menos 16 muertos en los atentados de Oslo

La deflagración ha dejado, por el momento, siete muertos y quince heridos, según la policía noruega. El estallido ha causado numerosos destrozos materiales, muchos de ellos en edificios gubernamentales como la oficina del primer ministro, Jens Stoltenberg, que no se encontraba allí en el momento de la explosión.

La policía noruega ha elevado a siete el número de víctimas mortales confirmadas tras la explosión producida en Oslo a primeras horas de la tarde. Los heridos ascienden a quince, según informa la BBC.

La zona del atentado se encuentra en pleno centro de la ciudad, con un importante tránsito de personas en las horas centrales del día, ya que allí hay una gran presencia de restaurantes y locales de ocio, por lo que las autoridades no descartan que el número de víctimas y heridos siga creciendo.

La explosión, que se produjo sobre las 13.20 GMT, afectó a las oficinas del primer ministro, Jens Stoltenberg, que no sufrió daños, según medios noruegos. La policía noruega, según informa Bloomberg, no tiene ninguna información de los posibles motivos del atentado. Según los primeros indicios, el ataque iría dirigido al Ministerio de Energía, ubicado junto a las oficinas del presidente, Jens Stoltenberg, que no ha sufrido daños personales.

La policía ha acordonado la zona, mientras se evacuan las dependencias gubernamentales del distrito. De acuerdo con los medios locales, el edificio del primer ministro resultó seriamente dañado, junto con otros inmuebles vecinos, entre los cuales se encuentran varios ministerios.

Entre los edificios afectados también está el del popular diario noruego VG, mientras que otro periódico, Aftenposten, daba cuenta desde el primer momento de las escenas de pánico vividas en las calles, con personas corriendo, algunas de ellas ensangrentadas. Según Aftenposten, el origen de la explosión podría estar en una o varias bombas.

Se desconoce si hay españoles entre las víctimas. Fuentes del Ministerio de Exterior afirman que aún es pronto para saberlo.

Tiroteo en la isla de Utøya

Además de la explosión, la policía noruega ha informado de un tiroteo en la pequeña isla de Utøya, en el lago Tyrifjorden, cerca de Oslo, donde tenía lugar una reunión de las juventudes del Partido de los Trabajadores Noruegos, al que pertenece el primer ministro Stoltenberg, quien tenía previsto acudir a ella. Al parecer, un hombre vestido de policía abrió fuego, aunque aún no hay confirmación oficial de que tenga relación con el atentado de Oslo. La NRK, radio pública noruega, confirma que se han producido cinco heridos. El número de muertos en el tiroteo

registrado hoy en el campamento juvenil cercano Oslo se sitúa entre nueve y diez, según informaciones policiales, quienes confirman que ya hay una persona detenida y sospecha que puede haber explosivos en la isla.

Tras la pista yihadista

Un grupo desconocido llamado Colaboradores de la Yihad Global ha asegurado a través de un mensaje por Internet que el atentado de Oslo es "solo el comienzo" de la respuesta a la publicación de las caricaturas de Mahoma en los periódicos noruegos, según informó la cadena de televisión estatal NRK.

Según informa The New York Times, el grupo yihadista Ansar Al Jihad Al Alami emitió un comunicado en el que reivindica el atentado terrorista. "Los yihadistas de Ansar al-Jihad al-Alami reclamaron la responsabilidad del ataque según un analista del instituto de estudios sobre el terrorismo CNA" de Estados Unidos, añade el diario, que señala que, "según el comunicado, el atentado fue una respuesta a la presencia noruega en Afganistán".