El consejo en pleno asume el poder ejecutivo

Manuel Esteve, primer presidente rotatorio de RTVE

El consejo de administración de RTVE decidió dar ayer una solución provisional al vacío de poder creado tras la dimisión de Alberto Oliart y ante la falta de acuerdo entre PSOE y PP para nombrar un nuevo presidente. El consejero Manuel Esteve (propuesto por el PP) desempeñará el cargo de manera interina por un mes.

Los consejeros optaron por evitar la puerta que les había abierto la Abogacía del Estado en el informe elaborado la semana pasada: cambiar los estatutos del grupo para permitir la elección de un presidente interino, por mayoría simple, entre los vocales y con poderes ejecutivos.

"Se hubiera violentado el modelo de la corporación, que exige consenso y mayorías reforzadas para la elección del presidente", explicaron en fuentes del consejo. Con este mismo razonamiento, la mayoría de consejeros "progresistas" (los nombrados por PSOE, IU, ERC y los sindicatos) renunciaron a imponer a uno de sus candidatos sin contar con el respaldo de los afines al PP.

La solución, propuesta por Miguel Ángel Sacaluga (PSOE), fue la de elegir un presidente solo para el funcionamiento interno, que rotará cada mes. La propuesta fue apoyada por todos, con la abstención de Josep Manuel Silva (CiU), que abogaba por un presidente con todas las facultades. Será el consejo en pleno quien asuma los poderes ejecutivos para garantizar el funcionamiento del grupo.

Esteve (en funciones desde enero de 2010) fue elegido por sorteo. Cada mes asumirá el cargo un nuevo consejero, por orden alfabético. La siguiente, Charo López Miralles (PP).

Un hombre de la casa

Manuel Esteve Ulloa, profesor mercantil y técnico en turismo, se incorporó a RTVE en 1969. Entre los cargos que ha ocupado, ha sido responsable del área económico-financiera del grupo y sus unidades. En 2003-2004 fue parte del comité de dirección de RTVE.