Muy confidencial

La lista de invitados al estreno de Bankia

No hubo cohetes ni fanfarrias. La puesta en escena para la salida a Bolsa de Bankia fue sobria, acorde con el peliagudo momento por el que atraviesa la economía española y con las duras dificultades que se ha encontrado la entidad para llevar a buen puerto la colocación. Y en línea también con la nueva era que inaugura la entidad, y por extensión el conjunto del sistema financiero español, el debut en Bolsa de la ya ex caja de ahorros no contó con políticos entre los asistentes al evento, en otro tiempo imprescindibles en la gestión de las entidades de ahorro. Al menos políticos en activo y con conocida relación con Caja Madrid o Bancaja, las entidades que han liderado la creación de Banco Financiero y de Ahorro y su filial cotizada.

Ni Esperanza Aguirre ni el vicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González acudieron al evento. Sí asistió una destacada representación del empresariado español, más o menos afín al gobierno madrileño y más o menos afín al presidente de Bankia, Rodrigo Rato. Allí estaban Arturo Fernández, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid, o José Manuel Fernández Norniella, actual vicepresidente de Caja Madrid y mano derecha del presidente del nuevo banco. Las afinidades de negocio también estaban presentes, con la asistencia de Antonio Vázquez, presidente de IAG (antigua Iberia, participada por BFA); Rafael del Pino, presidente de Ferrovial y Baldomero Falcones, consejero delegado de FCC, con negocios comunes con BFA en la concesionaria Globalvía y en la inmobiliaria Realia.

También estaban los primeros espadas de los bancos de inversión que han coordinado la salida a Bolsa de Bankia, JPMorgan, Deutsche, UBS y Bank of America Merrill Lynch. Y de las entidades financieras españolas que han participado en la colocación y que han contribuido de manera decisiva a cubrir el tramo institucional de la oferta. Charlaba con Rato en el patio de la Bolsa Juan Rodríguez Inciarte, consejero de Banco Santander.

Y la vista podía llegar a jugar una mala pasada en el subjetivo terreno de los parecidos razonables. Entre la multitud, y en la distancia, hubo quien pensó que había acudido al estreno de Bankia el mismo presidente de BBVA, Francisco González, un invitado sin duda de primer nivel pero que habría tenido quizá un incómodo encaje en tal evento. BBVA ha tenido una participación secundaria en la colocación y su presidente se muestra abiertamente crítico con el lento proceso de recapitalización de las cajas (pese a que Bankia sea la primera en reforzar solvencia con capital privado) y con la gestión política de la actual crisis económica española, aun a riesgo de reforzar los argumentos para la continuidad del ataque de los mercados, que tanto ha dificultado la colocación de la entidad de Rato. Pero superada la distancia entre la multitud y con un poco de agudeza visual podía comprobarse que Francisco González no asistió al estreno de Bankia.