Cierre de las Bolsas europeas

El poder de persuasión francés gusta en los mercados

Jornada de subidas claras en las bolsas europeas.

París durante todo el día de hoy ha intentado conseguir que la inmutable dama de hierro germana, la alegría de la huerta europea, consiga desbloquear su posición y se ponga a negociar.

Esto ha gustado al mercado.

Como también ha gustado que ayer se viera que es posible que Obama tenga ya un principio de acuerdo con los republicanos para subir el límite de la deuda.

Además, durante la mañana de hoy, se ha visto otra actitud respecto a la reunión europea de mañana, que parece se toma más en serio, y se ha llegado a rumorear que el BCE podría dejar que el fondo de rescate regional comprara deuda periférica y además que recapitalizara bancos.

En suma que hoy se ha subido de manera notable en Europa, especialmente en los países más afectados por la crisis de la deuda, y menos en Alemania, que ha sido menos castigada.

Y la razón, no es ni más ni menos, que al mercado ha vuelto la esperanza de que al final los políticos se pongan las pilas, y consigamos tomar medidas serias que calmen los mercados.

Es un buen asunto, ahora la pelota está del lado de los políticos que tienen que confirmar o no las expectativas.

Las presiones sobre Merkel, muy desafortunada en la gestión de la comunicación con el mercado, le han caído por todos lados. Ella intenta congraciarse con su electorado, de hecho hoy ha salido con el menor nivel de popularidad de alguien en su cargo desde hace muchos años, pero son tiempos que o los políticos dejan de pensar en las elecciones, o la llevamos clara.

Le han salido al paso el FMI, Obama y el gobierno francés. Todos pidiéndole lo mismo, que se ponga a trabajar en soluciones, y no en sembrar cizaña, en un momento donde importa ya un pimiento quién es el bueno y quién el malo.

Además durante la mañana han corrido intensos rumores de que el BCE podría estar pensando seriamente en comprar con el fondo de rescate regional, deuda y además recapitalizar bancos.

Toda esta presión, podría, quizá conseguir, que Alemania y sus satélites, adoptaran por fin una actitud más favorecedora de acuerdos y señales contundentes al mercado.

De momento, evidentemente, son sólo indicios, y no hay absolutamente nada en firme, pero el mercado lo agradece mucho.

Desde luego el papel de Francia, mucho más constructivo, puede ser decisivo. Vamos a ver por tanto qué pasa mañana con esa esperadísima, reunión.

Ahora para relajarnos un poco, de todo este lío de la crisis, vamos a estudiar la encuesta publicada esta mañana de sentimiento de mercado entre gestores profesionales por parte de la prestigiosa firma Investors Intelligence:

www.investorsintelligence.com

A continuación pueden ver los resultados:

- Los alcistas están al 46,2% desde el 44,1% de la semana pasada.

- Los bajistas estaban al 21,5% desde el 22,6% de la semana pasada.

El diferencial entre alcistas y bajistas queda en +24,7% desde el +21,5% de la semana pasada. Se considera señal alcista cuando este indicador pasa de +15 al alza viniendo desde abajo. Y se considera sobrecalentado cuando pasa de 30 por arriba. Como vemos se estaría dando señal alcista, si bien esta vez se ha sobrevendido poco. Cuando llegue otra vez a 30 estará sobrecomprado.

En fin, que mañana día decisivo con esa reunión de la UE. Parece imposible que en tan poco tiempo se arreglen demasiadas cosas, pero el mercado ha demostrado hoy que se conformaría con señales claras y planes fiables. En manos de los políticos está, ojalá que por una vez no nos defrauden.