Y su deuda baja un 0,08%

La riqueza financiera neta de las familias creció el 4,8 % en el primer trimestre

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, la riqueza financiera neta de las familias aumentó en términos brutos en 39.027 millones de euros, un 4,85 % más que en el mismo período de 2010.

La riqueza financiera neta de las familias residentes en España, que se mide con la diferencia entre los activos financieros que poseen y los préstamos que tienen concedidos, se situó en el primer trimestre del año en 844.334 millones de euros, el 4,85 % más que en mismo periodo de 2010.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, la riqueza financiera neta de las familias aumentó en términos brutos en 39.027 millones de euros.

Si se comparan las cifras con el trimestre anterior, el aumento de la riqueza financiera neta familiar es del 3,03 %, ya que en el último trimestre de 2010 alcanzó los 819.503 millones de euros.

Por su parte, los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores de renta fija- sumaban 1,789 billones de euros al finalizar el primer trimestre del año, por encima de los 1,751 billones que tenían en el mismo periodo de 2010.

El endeudamiento baja un 0,08%

El endeudamiento de las familias españolas registró un descenso interanual del 0,08% en el primer trimestre de 2011, hasta los 945.573 millones de euros, mientras que la riqueza neta creció un 4,8% en el mismo periodo, según datos del Banco de España.

La cifra del endeudamiento familiar equivale al 90% del PIB (algo más del billón de euros), aunque también se ha moderado un 1,2% en comparación con el trimestre anterior, cuando la deuda de las familias se situó en 957.845 millones.

El endeudamiento de los hogares durante el primer trimestre se caracterizó por un descenso de los préstamos a corto plazo y la contención de la financiación a largo plazo, mientras que crecieron los créditos comerciales.

En concreto, los préstamos a largo plazo bajaron un 0,64% entre enero y marzo y se situaron en 860.587 millones de euros, mientras que a corto plazo bajaron un 14,5%, con 31.318 millones.