Informe sobre la Economía Española y Contexto Internacional

CatalunyaCaixa prevé un crecimiento de la economía del 1% en 2011

CatalunyaCaixa prevé un crecimiento de la economía española del 1 por ciento este año y del 1,5 por ciento en 2012, año en que el empleo presentará un "avance contenido" del 0,8 por ciento.

æpermil;stas son las previsiones del servicio de estudios de la entidad recogidas en el último Informe sobre la Economía Española y Contexto Internacional presentado hoy en Valencia por el director del estudio y catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep Oliver.

Las estimaciones de crecimiento positivo evidencian que lo peor de la crisis "quedó atrás", según Oliver, que ha destacado el comportamiento del sector exterior tanto en exportaciones como en turismo, que serán "el motor del crecimiento" económico.

El empleo continuará bajando este año, con una "ligera" caída del 0,2 %, pero ya en 2012 se iniciará el crecimiento del empleo aunque no de forma intensa con una previsión del 0,8 %, que supondrá la creación de 150.000 puestos de trabajo netos.

æpermil;sta es una cifra "modesta", según Oliver, pero positiva porque supone "la entrada en la fase de recuperación", aunque la recuperación de los empleos del sector de la construcción es "muy difícil".

El sector exterior explicará la totalidad del crecimiento previsto para este año, afectado por la contracción del gasto público.

La demanda interna es menos positiva, condicionada por el ajuste en la construcción, el elevado endeudamiento del sector privado, la lenta recuperación de la confianza y la consolidación fiscal, y se espera una ligera contracción y una aportación negativa de 0,1 puntos al crecimiento del PIB.

El informe estima que habrá una ligera contracción de la demanda interna este año, con descensos del 7,2 % en la inversión en construcción y del 0,4 % en el consumo público, frente a los avances en torno al 1 % del consumo privado y la inversión productiva.

Estos crecimientos son todavía moderados y, en el caso del consumo privado, con un incremento menor al de 2010 por el agotamiento de estímulos fiscales y monetarios a las familias, así como por una mayor inflación.

De cara a 2012, el crecimiento estará más equilibrado entre la aportación de la demanda interna y externa, con contribuciones positivas de 0,8 y 0,7 puntos respectivamente.

La construcción registrará una contracción más moderada, del 0,7 %, y el consumo privado y la inversión productiva serán más dinámicos (1,3 % y 3,2 % de previsión de crecimiento respectivamente), mientras que el consumo público mantendrá caídas similares a 2010, del 0,5 %.

Las exportaciones aportarán menos al crecimiento del PIB por su menor expansión, y las importaciones mantendrán el mismo aumento.

La contracción del gasto público restará al crecimiento un punto porcentual este año y medio punto en 2012, y el sector privado crecerá el 2 % en estos dos años.

Preguntado si un adelanto electoral condicionaría la mejora de la economía, el director del estudio ha afirmado que es una decisión "bastante indiferente" desde el punto de vista económico ya que las grandes reformas se encuentran en fase avanzada o de conclusión y existe consenso en que el proceso de ajuste fiscal sea rápido.

Respecto a los efectos de las salidas a Bolsa de Bankia y Banca Cívica, ha considerado que forma parte del proceso de normalización y recapitalización del sistema financiero español.