El banco plantea una alternativa a los depósitos de alta rentabilidad

Popular vende bonos que pagan el 8%

Banco Popular desafía a los superdepósitos con una emisión de obligaciones subordinadas que ofrecen el 8% anual. Vencerán a los 10 años.

Sucursal del Banco Popular
Sucursal del Banco Popular

Banco Popular ha comenzado a vender en sus oficinas una emisión de bonos subordinados por un importe de 150 millones de euros ampliable a 200 millones. La rentabilidad del 8% anual que prometen supera de largo a la de los mejores superdepósitos, que se sitúan en torno al 4%. Aunque tanto el riesgo como la duración -10 años- son diferentes.

Los bonos que ofrece el banco presidido por Ángel Ron son subordinados; es decir, se sitúan en la parte final del orden de prelación en caso de quiebra del emisor. Solo estarían por delante de las participaciones preferentes, de las acciones y de las emisiones subordinadas especiales. Fitch ha calificado la emisión con una nota de BBB+, dos escalones por encima del grado especulativo o de bono basura.

Con esta emisión, el banco conseguirá liquidez y reforzará su Tier 2. Este ratio de solvencia incluye la deuda subordinada, además del capital, las reservas y las preferentes, que se computan en el Tier 1. Un portavoz del banco indica que estos bonos también suponen una oferta de alto valor para sus clientes, que demandan productos de elevada rentabilidad.

El rendimiento de los depósitos de Banco Popular ha bajado sustancialmente desde comienzos de julio. Previamente, había llegado a ofrecer intereses en el entorno del 4% para imposiciones a un año. La entrada en vigor del decreto del Gobierno el pasado 4 de julio con el objetivo de penalizar los superdepósitos ha provocado que algunas entidades hayan disminuido los tipos de interés de sus imposiciones a plazo fijo. Banco Popular ofrece actualmente poco más del 3% en los depósitos a un año. Los bonos no estarán sometidos a las penalizaciones, pues no pueden considerarse imposiciones a plazo fijo.

La inversión mínima en los bonos subordinados asciende a 1.000 euros y la fecha de vencimiento es el 29 de julio de 2021. El banco se reserva la opción de amortizar los bonos -pagando el 100% del nominal- a partir del quinto año. Los inversores que los compren, sin embargo, solo podrán obtener liquidez antes del vencimiento vendiendo los bonos en AIAF, el mercado español de renta fija privada. Banco Popular los colocará en sus oficinas hasta el próximo 28 de julio.

La ventaja de estos bonos frente a las participaciones preferentes colocadas masivamente por la banca española en 2009 radica en que cuentan con una fecha de vencimiento conocida -las preferentes son perpetuas- y en que el pago de los intereses no está condicionado a la obtención de un beneficio mínimo por parte del emisor.