El selectivo pierde el 4,6% en la semana y se acerca a mínimos de 2011

La prima de riesgo y el bono vuelven a desbocarse y deprimen el Ibex

Entre la incertidumbre de los test de estrés y la preocupación por la deuda periférica, la prima de riesgo y el bono español alcanzaron el viernes nuevos máximos que acercan el Ibex al nivel más bajo de 2011.

Otra semana de estrés para las Bolsas. Y no solo por las pruebas a las que se han sometido los bancos europeos y que fueron publicadas el viernes al cierre de mercado. La tensión en la deuda de los países periféricos de la zona euro, y en especial la falta de consenso político que permita una solución rápida, han pesado de nuevo sobre la renta variable y fija. En el acumulado mensual, el selectivo baja el 8,45% hasta situarse en 9.484,2 puntos, cerca del mínimo anual. En la semana ha perdido el 4,6%. Otros mercados, como el Euro Stoxx, el Cac, el Dax y el Footsie, se han dejado en cinco sesiones el 4,11%, 4,78%, 2,47% y 2,45%, respectivamente. El Euro Stoxx concluyó en el nivel más bajo del año, y el Cac muy cerca de este.

En cuanto a los diferenciales con la deuda alemana, la española alcanzó nuevo máximo en 338 puntos básicos. En la última jornada llegó a tocar los 344. La rentabilidad del bono a 10 años se situó en máximos de 1997, en 6,07%, con toda la incertidumbre derivada de los test de estrés. El spread de Portugal, Grecia e Irlanda, han escalado a 1.268, 1.488 y 1.134 puntos básicos. Moody's ha colocado la deuda irlandesa en bono basura y Fitch al borde del impago la de Grecia.

En todo este terremoto de acontecimientos, los bancos son los que están sufriendo en mayor grado. El sector europeo ha caído el 4,47% en la semana. En el Ibex, CaixaBank ha cedido el 7,75%; Sabadell, el 7,42%; Bankinter, el 8,6%; Popular, el 5,23% y Santander y BBVA el 4,09% y 4,30%.

En Wall Street la semana ha transcurrido también bajo el desánimo. El S&P ha cedido el 2%, el Dow Jones, el 1,4% y el Nasdaq, el 2,5%.

Ben Bernanke ha sido el epicentro de interés en Estados Unidos. El presidente de la Reserva Federal urgió a republicanos y demócratas a llegar a un acuerdo que evite la suspensión de pagos de deuda o "la mera impresión de que pueda producirse". Moody's y S&P han puesto en perspectiva negativa la calidad crediticia estadounidense, hasta ahora en calificación máxima. Desde Sabadell señalan que la clave de las Bolsas está en los posibles acuerdos que se alcancen en la Unión Europea para el rescate a Grecia. El próximo día 21 los líderes de la zona euro celebrarán una cumbre extraordinaria.

El euro cae a 1,41 y el oro marca récord

El ambiente de tensión que han reflejado las Bolsas en la última semana se ha reflejado también en las divisas y en los metales. El euro ha pasado en cinco sesiones de 1,43 a 1,41. La paridad con el dólar se mantiene en niveles de marzo pasado. Los analistas de Banco Sabadell consideran que la principal amenaza para el euro es que la acción política en Europa vuelva a defraudar. Los analistas, no obstante, confían en que recupere hasta 1,44 en el corto plazo con la ayuda también de Ben Bernanke, que ha sugerido la posibilidad de un tercer quantitative esasing para apoyar a la economía.

El oro se ha convertido en el activo de mayor interés para el inversor. El metal precioso ha llegado a un nuevo récord en 1.590 dólares la onza después de sumar 10 sesiones de revalorizaciones continuadas. En este intervalo de tiempo el precio se ha incrementado el 6,87%. La plata ha registrado igualmente un fuerte impulso y ha recuperado los 38,86 dólares que había perdido en mayo. "En general, el clima económico actual es muy soportable por la cotización del oro", comentó el viernes a Bloomberg un experto de UBS. El metal precioso ofrece una rentabilidad en 2011 del 12%.