Nuevas tarifas

BAT sube precios pero abre la puerta a una nueva guerra del tabaco

La multinacional tabacalera BAT comunicó el viernes al Comisionado para el Mercado de Tabacos nuevas tarifas para sus principales marcas, con incrementos que oscilan entre los 10 y los 35 céntimos por cajetilla y que entrarán en vigor con la publicación de la correspondiente resolución, previsiblemente mañana, en el Boletín Oficial del Estado.

De este modo, Lucky Strike se comercializará a 3,60 euros, 15 céntimos por debajo de Chesterfield (Philip Morris) y Camel (JTI), frente al diferencial de 20 céntimos que tenía antes de la guerra de precios. Por su parte, Pall Mall recupera el precio que tenía antes del inicio de la guerra de precios, 3,50 euros por cajetilla, nivel en el que competirá con L&M (Philip Morris) y Ducados Rubio (Altadis). Antes de la batalla, Pall Mall tenía un diferencial de precios con estas marcas de 15 y 10 céntimos, respectivamente.

Posteriormente, Philip Morris 'recogió el guante' y aumentó el 8 de julio entre 15 y 25 céntimos los precios de marcas como Marlboro, Chesterfield y L&M. JTI se incorporó también a la tregua subiendo el martes Camel, en 15 céntimos por cajetilla, hasta 3,75 euros, y en 20 céntimos el de Winston, hasta 3,70 euros.

Segmento medio

El movimiento de BAT reabre la guerra de precios en el segmento medio, ya que en este nivel de tarifas no se recuperan los diferenciales que había antes de la guerra. Fuentes del mercado aseguraron que era posible ahora una rebaja de Altadis para ajustar las diferencias.