No se computaba como capital de calidad las reservas

La EBA se abre a revisar los criterios de capital para los test de solvencia

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Andrea Enria, se mostró hoy abierto a revisar en el futuro los criterios de capital requeridos en los test de solvencia y no descartó que puedan llegar a incluirse las provisiones o reservas de los bancos.

En los test de este año, con un ratio de capital de calidad mínimo requerido a los bancos del 5% (CT1) -que debería quedarles tras absorber las pérdidas en caso de crisis extrema-, no se computaba como capital de calidad las reservas acumuladas por las entidades, lo que ha perjudicado a la banca española.

Un total de ocho entidades europeas, de 90 que se examinaban, han suspendido los test de resistencia de este año, cinco de ellas españolas.

En una rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados, en la que también estuvo Jonathan Faull, director general de mercados internos de la Comisión Europea (CE), Enria admitió que él preferiría que la legislación europea incluyera un requisito de provisiones a los bancos de la región.

"Espero que Jonathan no se lo tome a mal, pero a mí personalmente me gustaría mucho ver que se incluyen provisiones dinámicas en la legislación europea", declaró.

"Sin embargo -añadió-, actualmente no las tenemos, y debíamos encontrar una manera de tratar este asunto de forma consistente en todos los países", de ahí que los criterios de los test descartaran la posesión de reservas como medida mitigadora de pérdidas en los escenarios adversos hipotéticos planteados.

Enria dijo entender la frustración de los bancos españoles, que alegan que si se hubieran tenido en cuenta sus reservas de capital algunos de ellos no hubieran suspendido las pruebas, pero recalcó que "hay un tratamiento específico para los bancos españoles".

"En los test de solvencia se ha abordado este asunto con mucha transparencia y se ha incluido una sección específica donde se incluyen medidas adicionales a un nivel nacional, donde quedan reflejadas las provisiones dinámicas", señaló.

"Esta información está allí, no está fuera del test", agregó.

Por su parte, Faull recordó que la CE hará próximamente nuevas recomendaciones de legislación para el sector financiero, en base a lo acordado por el G20 y Basilea, lo que abre la puerta a posibles cambios en la línea de lo que desearía ver la banca española.

"Los test de estrés son así ahora en base a unos criterios que debían ser comunes", declaró el directivo de la Comisión.

"Estoy seguro de que las autoridades españolas harán todo lo posible para subsanar todas las carencias de capitalización identificadas en estas pruebas", añadió Faull.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy que si ninguna entidad financiera española tiene que incrementar su capital como consecuencia de los resultados de las pruebas europeas de solvencia no se puede decir que alguna haya suspendido.

En este sentido, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, destacó que ninguna entidad española tiene que aumentar su capital como consecuencia de los resultados de las pruebas de solvencia.

Hizo hincapié en que a pesar de este "suspenso", no serán necesarios incrementos de capital porque todas las entidades cuentan con instrumentos de absorción de pérdidas que no han sido consideradas por la EBA, como las provisiones atesoradas en épocas de bonanza o los bonos obligatoriamente convertibles, entre otros.