Dos alemanes y dos irlandeses traspasan el umbral del 10%

Italia, Portugal e Irlanda se salvan de la quema

Buenas calificaciones para los bancos de los países más castigados por la crisis de deuda y la llamada 'locomotora europea'. Ninguna de las 19 entidades que han presentado a los test de estrés han estado por debajo del umbral del 5% fijado por la EBA y cuatro (dos alemanas y dos irlandeses) han traspasado la frontera del 10%.

Diversos analistas han apuntado en los últimos días que los test de estrés no han tenido en cuenta de forma completa la exposición de la banca (el 77% de la deuda griega en manos de la banca local; el 61% en el caso de la deuda irlandesa y el 63% en el de la portuguesa), y, en muchas ocasiones, la realidad supera con creces los escenarios planteados por la EBA.

Alemania: La banca alemana ha salido indemne de los tests, gracias, claro está, a que Helaba anunció esta semana que se retiraba de los resultados. La entidad alemana iba a suspender los exámenes debido a la negativa de la EBA de contabilizar las llamadas participaciones silenciosas como parte del core tier 1. Otros dos bancos públicos alemanes, el NordLB y el HSH Nordbank, aprobaron por los pelos. Este último alcanzó un 5,5% de capital de máxima resistencia, sólo cinco décimas por encima del suspenso. El NordLB alcanzó un 5,6%. El Landesbank de Berlín, también público, obtuvo la mejor nota del test con un 10,4%. El Deutsche Bank, que es el mayor banco del país, tiene una cuota del 6,5% de capital de máxima resistencia.

Irlanda: Los tres bancos irlandeses obtuvieron una nota media del 9,8%, bastante por encima del 5% mínimo exigido por la EBA. De los tres bancos que se examinaron (Allied Irish Banks, Bak of Ireland e Irish Life Permanenty), la mejor ratio de capital la registró Irish Life & Permanent, con un 20,4% de capital. Le sigue Allied Irish banks y Bank of Ireland, conn un 10% y un 7,4%, respectivamente. Cabe recordar que el Banco Central Irlandés los sometió a una prueba de solvencia considerablemente severa a petición de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este examen puso de manifiesto la necesidad de una inyección de capital de 13.000 millones, 5.200 millones y 4.000 millones de euros. Precisamente, la Comisión Europea aprobó hoy de forma temporal una inyección de 13.100 millones de euros por parte de Irlanda a la sociedad resultante de la fusión del segundo banco del país, el Allied Irish Bank (AIB) y la entidad de préstamos EBS. Por cierto, los bancos irlandeses

Italia: El regulador transalpino presentó cinco bancos, que suponen, según sus datos, el 62% del sistema financiero. Sus resultados se han visto beneficiados por la decisión adoptada a principios de año, siguiendo indicaciones del entonces gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi , de llevar a cabo aumentos de capital. Solo Unicredito, que obtuvo un capital básico de 6,7%, rehusó acudir al mercado. La mejor nota la obtuvo Intesa SanPaolo, con un 8,9%.

Portugal: Los cuatro bancos portugueses que se sometieron a las pruebas de solvencia realizadas a nivel europeo superaron el test, tal y como hicieron el pasado año, pese a sus dificultades para acceder a liquidez. Tanto el grupo financiero Espirito Santo como el BCP lograron pasar las pruebas aunque por un estrecho margen, ya que su core tier 1 se situó en el 5,1% y el 5,4%, respectivamente. Por los pelos, como se dice coloquialmente. Por ello, deberán "desarrollar medidas apropiadas para reforzar sus balances en los próximos tres meses", ya sea en forma de aumentos de capital o venta de activos, destacó el Banco de Portugal. El grupo Espirito Santo incluye en su seno al BES, que informó en un comunicado de que su ratio de solvencia particular -es decir, excluyendo al resto de empresas pertenecientes al 'holding'- se situó en el 6,2%. Exactamente el mismo capital de máxima resistencia fue el que obtuvo la CGD, mientras que el BPI se convirtió en la entidad que superó con mayor holgura las pruebas de resistencia al obtener un ratio del 6,7%.

Los resultados de los cuatro bancos -que juntos representan el 74% del sistema bancario nacional. El gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa, aseguró que "pese a la severidad del escenario utilizado para estos test, los resultados evidencian que los bancos portugueses analizados superan cómodamente el mínimo de capital fijado para el ejercicio", subrayó hoy en una declaración ante los periodistas en la que no se admitió preguntas. A diferencia de otros países, la banca lusa no ha tenido problemas a lo largo de esta crisis relacionados ni con activos tóxicos ni con el desplome del mercado inmobiliario, pero sí con el acceso a liquidez.

A Moody's no le ha importado estos resultados y ha degradado la calificación de Caixa Geral de Depositos, Banco Espirito Santo, Banco Comercial Portugues, entre otras siete entidades.