Rechazó ayer el veto del Senado

El Congreso aprueba el techo de gasto y las ayudas a hipotecados

El Congreso de los Diputados rechazó ayer el veto del Senado al techo de gasto del Estado para 2012 y, como estaba previsto, aprobó el escenario presupuestario que propone el Gobierno. La abstención de Convergència i Unió (CiU), Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Coalición Canaria (CC) fue clave para que el Ejecutivo lograra superar el trámite parlamentario.

El Ejecutivo ha fijado para 2012 el límite de gasto financiero en 117.353 millones, un 3,8% menos que en el ejercicio en curso. Aunque la vicepresidenta económica, Elena Salgado, no descarta reducir aún más el techo de gasto.

CiU optó por la abstención a la espera de la reunión que la Generalitat y el Gobierno central mantendrán el próximo martes. La Generalitat pretende avanzar en las transferencias de competencias y lograr más poder en la gestión del aeropuerto de El Prat. Además, también reclama recibir ya los recursos del fondo de competitividad del sistema de financiación autonómica. El Ministerio de Economía rechaza esa propuesta y aboga por pagar el fondo en 2013.

Por otro lado, el Congreso aprobó sin ninguna oposición elevar de 705 euros a 961 euros el mínimo que no se puede embargar por impago de una hipoteca sobre la vivienda habitual. PSOE, PNV, CC y UPyD votaron a favor mientras que PP, CiU, ERC, Izquierda Unida y BNG se abstuvieron. Además, también se aprobó una nueva regla de gasto público para la Administración central y los ayuntamientos, que vincula las partidas presupuestarias a la evolución del PIB.

Ayuntamientos

El Parlamento también convalidó la línea ICO contra la morosidad de los ayuntamientos. Dotada con 3.400 millones, servirá para que los municipios cancelen deudas con los proveedores. El plazo de devolución del préstamo no podrá superar los tres años.