Cierre de sesión

Las Bolsas escuchan música celestial

Por arte de magia hoy se ha dejado de hablar de Italia. Lo malo es que no sabemos cuanto va a durar.

De buena mañana ayudaba mucho el dato de crecimiento en China que ha quedado mejor de lo esperado. Y esto era suficiente para anular la rebaja que ayer Moody's hizo de la deuda irlandesa a deuda basura. El mercado esta vez ha hecho muy poco caso a la hiperactiva Moody's.

Pero conforme avanzaba la mañana volvían las dudas, el Eurostoxx se ponía negativo, el Ibex también, hasta que ha llegado la clave positiva del día. Bernanke ha aparecido y ni corto ni perezoso, traduciendo de la habitual jerga de banquero central, ha dejado caer que igual si sigue el crecimiento débil y no hay inflación se plantea más ayudas, léase, que igual pone otro helicóptero.

A las bolsas les ha sonado como si se hubiera iniciado un concierto de música celestial, mientras que a los bonos como una patada en el hígado.

Así que día de respiro, día en que nos hemos dejado quieta la deuda europea, y día de rebote. Lo que no sabemos cuanto descanso tendremos, ni si volverán los ataques, dada la inoperancia de los políticos europeos. De momento nos hemos vuelto a salvar del incendio, por suerte, porque ha llovido, no por haber mandado a los bomberos. Y de nuevo Bernanke, nos ha salvado de rebote...y todo eso...a pesar de Moody's y sus rebajas....Eso sí, a Irlanda si que le ha hecho mucho daño su rebaja, y sus CDS y spreads han empeorado mucho.

Así que suena desde las arpas de los ángeles de la Fed, la música celestial para los mercados, de la canción del helicóptero de la mano de Dios... Teniendo en cuenta que por mucho que se endeuden en EE UU, no parecen tener nuestro problema, es decir, que las compañías de rating, les da igual, y se hacen los suecos...es una gran ventaja.

Llegará un día, tarde o temprano (la fase III de la crisis de deuda), donde todos diremos ¿cómo no nos dimos cuenta de la que se estaba liando en EE UU? ¿cómo nos volvió a pasar como con las subprime y las burbujas inmobiliarias? ¿cómo no hicimos algo? ¿y cómo las agencias de rating le estuvieron dando AAA a EE UU y porque no hay más letras, hasta 5 minutos antes del desastre? Pero no pasará nada, como siempre, y todo se investigará a fondo, pero a fondo perdido.

Pero claro. Hay que ser un poquito coherentes. Lo que no puede ser es que ayer por la mañana corriera peligro de extinción el euro, de manera tan radical como los dinosaurios hace 65 millones de años y hoy sea el amanecer de las amapolas. Una golondrina no tiene porque ser la llegada de la primavera seguro....

Hay que seguir llevando mucho cuidado, porque nada ha cambiado en el problema de Italia, España, y demás deuda periférica.

Muy al contrario, se siguen viendo declaraciones contradictorias, se sigue viendo a Alemania en una línea extremadamente dura, y se sigue viendo muy difícil, que se tome medida alguna a corto plazo, o que ni siquiera se mande alguna señal de aviso al mercado.

Por mucho que hoy se esté más calmado, y ojalá dure mucho la calma, el futuro de Europa parece que se ha dejado en manos de lo que quieran los mercados. Y los mercados son volubles y caprichosos. Ayer los cortos sufrieron, pero nadie puede asegurar que de repente no vuelvan los ataques. No olvidemos que estamos en una situación de alarma roja, donde si se siguen apretando las tuercas el euro tiene muchas posibilidades de pasar a mejor vida.

Por todo ello debemos seguir teniendo sentido común y ser muy prudentes. Estamos inmersos en la peor crisis desde 1.929, si es que ésta no es peor que aquella ya en algunas zonas. Y lo malo es que todo apunta, a que como sucedió entonces, vamos a pasar muchos años, antes de volver a la situación anterior a dicha crisis, si es que alguna vez volvemos.

Desde luego, y pasando a un terreno estrictamente bursátil, las posibilidades de que Europa salga del largo movimiento lateral que dura ya dos años, son nulas. Sólo lo haría si el mercado ve que no va a tener la espada de Damocles de la deuda europea cada dos por tres encima de la cabeza.

Por distraer la mente de la dichosa deuda hablemos de la temporada de resultados que acaba de empezar.

Interesante el estudio que hace Bespoke sobre la temporada de resultados. Tras la reacción a los resultados de Alcoa de ayer podríamos preguntarnos si esto tiene algún poder predictivo sobre el resto de la campaña, y la respuesta es no. Para nada.

Pero entonces Bespoke ha calculado desde 2001 si hay algunos valores que tengan mucha correlación en sus resultados comparado con las subidas y bajadas del S&P durante la campaña de publicaciones. Y hay un destacado en la correlación. IBM. Queda claro que entre los grandes valores es el que más correlación tiene. Desde 2001, IBM reacciona a sus resultados igual que el S&P durante toda la campaña en el 77,1 % de las ocasiones.