Sus deudas ascienden a 245 millones de euros

Cárnicas Oliventinas, de Nueva Rumasa, también en concurso de acreedores

La sociedad ha entrado hoy en concurso voluntario de acreedores, después de que sus administradores concursales comprobaran que la firma matriz solo puede hacer frente al 73% de sus deudas.

El Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Badajoz ha sido el encargado de declarar hoy el concurso voluntario de acreedores para esta empresa, de forma que los Ruiz-Mateos también quedan apartados de su gestión, tal y como ha informado a Efe la secretaria general de la Federación Agroalimentaria de UGT en Extremadura, Raquel Santaeufemia.

Santauefemia ha añadido que los administradores concursales de Carcesa también han acordado con la plantilla un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de seis meses para los 26 empleados de Cárnicas Oliventinas, que llevaban cuatro meses sin cobrar sus nóminas. También ha denunciado la "pésima gestión" que ha realizado la familia Ruiz-Mateos desde que se hizo con Cárnicas Oliventinas, en agosto de 2008.

La secretaria sindicalista ha afirmado que los trabajadores han aceptado el ERTE, ya que "ahora, por lo menos podrán cobrar el desempleo" y ha denunciado la "situación desesperada" de muchos de los empleados, que "llevan meses sin actividad ninguna, prácticamente desde que los Ruiz-Mateos se quedaron con la fábrica".

En cambio, Santaeufemia se ha mostrado confiada en que Cárnicas Oliventinas pueda superar esta situación en el plazo establecido en el ERTE y ha avanzado que hay "perspectivas positivas", ya que varias empresas del sector han mostrado su interés en esta fábrica.

Cárnicas Oliventina S.L. posee un matadero con los últimos avances tecnológicos en maquinaria, con una capacidad de sacrificio de más de 1,2 millones de cabezas al año de vacuno, ovino, porcino y cerdo ibérico y cuenta con una superficie global de 50.000 metros cuadrados.

Ayer, los administradores concursales de Carcesa, una de las principales empresas de Nueva Rumasa en concurso de acreedores, indicaron en su informe remitido al Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Badajoz que dicha empresa cuenta con activos valorados en 178,05 millones de euros, que le permiten cubrir como máximo el 72,7% de sus deudas, que ascienden a 245 millones de euros.