Joaquim Agut. Director general de Cirsa

"No descartamos llevar a los tribunales la Ley del Juego"

Sobre el futuro reglamento de la Ley del Juego, Agut dice que "si no se hacen las cosas de forma simétrica, defenderemos nuestros derechos con todo lo que las normas nos permitan"

"No descartamos llevar a los tribunales la Ley del Juego"
"No descartamos llevar a los tribunales la Ley del Juego"

El director general de Cirsa retrata un panorama desolador para el juego presencial en España, castigado por la crisis, la ley del tabaco y el juego online, además de la asimetría en tasas con Loterías. Para Cirsa, su apoyo es el mercado exterior.

¿Qué opina de la Ley del Juego aprobada por el Parlamento?

Tras hablar durante años de la necesidad de regular el juego online, deprisa y corriendo, se quiere resolver en cuestión de meses. Detrás de la regularización del juego online está la privatización de Loterías. Ahora está en fase de preparación del reglamento. Un proceso que terminará en Bruselas, ya que allí se tendrá que dar el visto bueno. Esto tardará, pero creo que de aquí a final de año deberá estar muy avanzado. Hasta que no se tenga el reglamento, no sabremos a qué atenernos.

¿Le ha defraudado la ley?

La legalización del juego online era imprescindible. No se podía aceptar que en España hubiese una industria ilegal que vendiese juego impunemente sin pagar ningún impuesto ni contratar a personal. Esto lo vemos como positivo y como una oportunidad. El campo del juego online es un canal de distribución nuevo para nuestros productos. También estamos de acuerdo en que se permita que las empresas puedan ser innovadoras en el producto o que lo publiciten y promocionen.

En cambio, pedimos que el sector presencial, que emplea a miles de personas y paga millones de euros en impuestos (1.700 millones de euros en 2010), tenga simétricas prebendas al juego online. No podemos tener tasas de juego del 50% en un ámbito y del 25% en otro. No podemos variar la oferta, ni hacer publicidad e incentivar la demanda, que se nos está yendo abajo.

¿Cómo califica la privatización de Loterías?

No opinamos ni bien ni mal. Entendemos que el Estado puede decidir si privatiza o no. Pero donde intervenimos, aunque es pronto para opinar hasta que no se conozcan los detalles de la salida a Bolsa, es sobre el hecho de que el juego presencial lleva pagando impuestos desde 1979. Y no tiene lógica que la empresa se privatice, tenga el monopolio del producto y no pague impuestos, como se está diciendo, y que sus recursos, derivados de flujos de caja y beneficios importantes, se utilicen para invertir en el sector presencial haciendo la competencia. No nos parecería correcto. O todos moros o todos cristianos.

¿Van a hacerse oír en el desarrollo reglamentario?

Vamos a mover como sector y como compañía todos los hilos que hagan falta para que se nos escuche. Hay una justicia en España y en Europa. Lo que estamos pidiendo no es nada excepcional.

¿No descartan ir a los tribunales?

Me parece prematuro decir esto, porque todavía no tenemos datos concretos de lo que va a pasar. Pero, evidentemente, si no se hicieran las cosas de una forma simétrica, tendríamos que defender nuestros derechos con todo lo que la ley nos permita.

¿Cree que la Comisión Europea pondrá trabas al proyecto de Loterías?

Estoy convencido que cuando tenga que pasar los filtros de competencia, pondrá una serie de condicionantes que hará que las cosas se realicen de una manera correcta. Fórmulas hay, pero yo no las voy a dar.

Loterías ya competía con el sector privado antes de la ley...

No aceptaríamos que si las loterías se privatizan, ¿por qué no pueden ofrecer otras empresas el Gordo de Navidad? ¿Por qué una empresa que parcialmente es privada puede tener un producto en monopolio? No hay precedentes en Europa.

¿La ley prefiere al juego online?

Decirlo así tampoco me parece bien. Hay que entender que el online es un canal de distribución. Las tasas deberían ser similares, incluso mejores para el presencial que da trabajo a muchas personas, salas alquiladas, inversiones en activos importantes… Necesitamos que nuestro producto lo podamos innovar, que podamos hacer acción comercial para generar la demanda que nos falta.

¿Cómo está afectando la crisis?

Los ingresos del sector estaban en 5.600 millones en 2008 (el privado, sin Loterías, y ONCE) y en 2011 prevemos que baje a 3.900 millones. Y esto es por la crisis, el asunto online y el agravio de la ley del tabaco, que se ha hecho precipitadamente y mal, ha acelerado la crisis con una caída del 10% o 15% en los ingresos. Mientras, ¿qué ha aportado el juego online? Pues nada, solo el patrocinio de media docena de equipos importantes. Suerte que no nos concentramos más en España, si no habría sido un desastre.

¿La ONCE tiene privilegios?

En el momento en que ONCE pueda actuar fuera de su ámbito, que todos los españoles entendemos que es el normal de su actividad, si vulnera nuestros derechos, estaría en el mismo saco.

"Estamos buscando socios para el juego online"

¿Tiene planes Cirsa en el juego online?

Vemos ese mundo como una oportunidad de negocio. Cirsa, por ser española, no ha podido estar antes. Ahora que se va a legalizar, vamos a aplicarnos para tener el permiso como operador.

Loterías ha dicho que si entra en el juego online lo haría con un socio. ¿Estaría interesada Cirsa?

No. Nuestra estrategia es muy clara. Sabemos competir en unos determinados mercados y con unos determinados productos. Sobre el mundo online, no sabemos hacerlo. ¿Qué vamos a hacer? Pues igual que hemos hecho con las apuestas en Madrid: nos hemos asociado con la empresa británica Ladbrokes, que ha aportado la tecnología de este tipo de juego que no conocíamos y nosotros hemos incorporado el conocimiento del mercado. Hoy, Sportium se está desarrollando en nuestros bingos, casinos y salones. Con el mundo online haremos lo mismo. Hemos empezado a buscar para asociarnos con alguna de las firmas que dominan la tecnología del producto. Pondremos la marca o lo que haga falta para que tenga la distribución que se merece. ¿Qué podríamos aportar a Loterías? No una tecnología que no tenemos.

Codere demandó al Real Madrid y a Bwin por la publicidad de las camisetas. ¿Por qué no lo hizo Cirsa?

Estamos en desacuerdo con esa práctica que era ilegal, como podía estar Codere, pero nuestros servicios jurídicos consideraron que era muy complicado conseguir algo concreto y, por eso, no lo hicimos. La base jurídica era muy débil. Por otro lado, yo estoy pidiendo un equilibrio de tasas y Codere se calla. Su batalla con el Real Madrid y Bwin la centra en un tema publicitario.

¿Qué papel juega el mercado exterior en Cirsa?

Determinante para que los resultados sean buenos. El 70% de nuestro Ebitda en 2010, que fue de 260 millones, vino del exterior, cuando hace tres años era el 50%. En 2011, mejoraremos el Ebitda entre un 10% o un 13%. Además, en estos países hablamos con un regulador, que es más fácil que hacerlo con 17 en España.