Juegos Olímpicos de 2020

Madrid vuelve a la carrera olímpica

La ciudad volverá a presentar su candidatura por tercera vez consecutiva a unos Juegos. Sus puntos básicos serán la austeridad y la presencia mayoritaria de capital privado en su presupuesto.

El portavoz del grupo Popular, Manuel Cobo, junto al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y el portavoz del grupo Socialista, Jaime Lissavetzky, durante la rueda de prensa en la que han anunciado que Madrid se presentará como candidata a organizar los Juegos Olímpicos del año 2020.
El portavoz del grupo Popular, Manuel Cobo, junto al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y el portavoz del grupo Socialista, Jaime Lissavetzky, durante la rueda de prensa en la que han anunciado que Madrid se presentará como candidata a organizar los Juegos Olímpicos del año 2020.

Austeridad y eficacia han sido las palabras más repetidas durante la comparecencia en la que Ruiz-Gallardón ha confirmado que Madrid volverá a aspirar a organizar unos Juegos Olímpicos por tercera vez consecutiva. Serán los de 2020, año en que según el alcalde de Madrid, la crisis estará superada, aunque sí se dejará sentir durante el recorrido de la candidatura, que acabará el 7 de septiembre de 2013, cuando Comité Olímpico Internacional (COI) tome la decisión final.

Por ello, tanto Ruiz-Gallardón como Jami Lissavetzky, portavoz del Partido Socialista en el consistorio, han insisitido en que el coste de esta nueva "aventura" será "notoriamente inferior" al de las dos anteriores, con un gasto público que pretende ser muy inferior y con la máxima presencia posible de capital privado. Lissavetzky, exsecretario de Estado para el deporte, ha afirmado que "no sería realista una candidatura que no fuera austera", y que de no haber existido la crisis económica, la candidatura se hubiera anunciado "de forma automática" tras no haber logrado los Juegos de 2016.

Gallardón ha afirmado que Madrid tiene "muchísimas posibilidades" de organizar los JJ.OO. de 2020. "No es una utopía", ha asegurado, al mismo tiempo que reconoce que el enfoque de esta candidatura estará centrado en convencer a los miembros del COI ya que, según Gallardón, el apoyo de la ciudadanía y de las instituciones madrileñas y españolas está garantizado. Izquierda Unida y UpyD, las otras dos fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento de Madrid, no han apoyado la resolución presentada hoy, aunque el portavoz popular en la capital, Manuel Cobo, confía en que se sumen en las próximas semanas.

Lo anunciado hoy aún no convierte a Madrid en ciudad candidata, ya quela decisión ha de someterse a votación del pleno del Ayuntamiento y ser aceptada por el Comité Olímpico Español, quien deberá trasladarla al COI antes del 29 de julio. Las rivales más destacadas en esta nueva carrera olímpica serán las ciudades de Roma y Estambul.