El índice retrocedió una décima en junio

El tabaco y los alimentos llevan al IPC a una tasa interanual del 3,2%

El Indice de Precios de Consumo (bajó una décima en junio en relación al mes anterior y la tasa interanual cayó hasta el 3,2%, debido a la bajada de los precios de las bebidas alcohólicas y el tabaco y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa interanual, que coincide con la avanzada por el indicador adelantado del IPC, publicado el pasado 30 de junio, es tres décimas inferior a la registrada en mayo y supone la segunda bajada tras ocho meses consecutivos al alza. El incremento del crudo elevó los precios desde principios de año, con una subida del 3,3% en enero, del 3,6% en febrero y marzo, y del 3,8% en abril, el valor más elevado desde septiembre de 2008, mes en el que se situó en el 4,5%. En mayo, el IPC rompió esta tendencia al mantenerse estable en tasa intermensual y bajar en tasa interanual.

Según los datos publicados por el INE, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se situó en junio en el 1,7%, cuatro décimas por debajo de la registrada en mayo. Por su parte, el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) situó en junio su tasa anual en el 3%, con lo que disminuye cuatro décimas respecto al mes anterior.

El organismo estadístico achacó la evolución de la inflación interanual a las bebidas alcohólicas y el tabaco, cuya variación interanual disminuyó más de diez puntos y se situó en el 4% por la bajada de los precios del tabaco en contraposición con la subida experimentada hace un año. También influyó el comportamiento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación del 2,4%, una décima inferior a la del mes pasado debido, principalmente, a la bajada de los precios de las patatas y sus preparados, las frutas frescas y las legumbres y hortalizas frescas, frente a las subidas registradas en junio de 2010.

El ocio y la cultura también repercutió en la evolución interanual de los precios, ya que su tasa anual disminuyó dos décimas y se situó en el -0,8%, debido principalmente a la disminución de los precios de los servicios culturales. También influyó, aunque en menor medida, el precio del vestido y el calzado, que situó su tasa interanual en el 0,4%, una décima menos.

? Hoteles, cafés y restaurantes, cuya variación mensual del 0,3% repercute 0,033 en el índice general, a causa del incremento de los precios de los hoteles y otros alojamientos y los restaurantes, bares y cafeterías.

? Ocio y cultura, que presenta una tasa mensual del 0,4% y una repercusión de 0,027, debido fundamentalmente a la subida de los precios del viaje organizado. Por el contrario, destaca en este grupo la disminución de los precios de los servicios culturales.

? Otros bienes y servicios, con una variación del 0,2% que repercute 0,021 en el IPC general de junio. Este aumento se debe principalmente a la subida de los precios de los seguros.

Asimismo, los grupos con mayor repercusión mensual negativa en el mes de junio son los siguientes:

? Bebidas alcohólicas y tabaco, cuya tasa mensual del -4,7% se debe a la disminución de los precios del tabaco. Es la mayor bajada de precios de este grupo desde el inicio de su publicación, en 1993. Su repercusión en el índice general es de -0,137.

? Vestido y calzado, con una variación mensual del -0,8%, que recoge los efectos de las bajadas de precios previas a la campaña de rebajas de verano, y repercute -0,065 en el IPC general.

? Transporte, que presenta una tasa mensual del -0,3% y una repercusión de -0,039. Esta disminución se explica por la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes.