Las pujas dan un salto y rozan los 1.560 millones

La subasta del móvil da buenas noticias... al fin

El Gobierno empezaba a preocuparse ante la atonía de las operadoras en la subasta del móvil. Pero al fin ha llegado la reacción, aunque se teme que sea solo flor de un día.

Ya hay 1.560 millones de euros encima de la mesa. Esta cifra está lejos de lo que espera recaudar el Gobierno, que se mueve en el entorno de los 2.000 millones, pero al menos es un cambio sustancial con respecto al día anterior.

Es un cambio de 193 millones de euros, que son los que las 11 compañías que participan en la subasta del móvil han puesto de más encima de la mesa en la jornada de este martes. Y se ha producido sobre todo porque, finalmente, alguna de ellas se ha atrevido a pujar por el importante, pero conflictivo, bloque de 800 MHz que llevaba desierto desde que comenzó el proceso porque las operadoras temen que tenga interferencias con la televisión digital.

Solo se ha pagado el precio de salida, pero eso implica ya 170 millones de euros extra que han impulsado el total. Otro bloque de los menos importantes ha quedado también cubierto y eso hace que, por primera vez, los bloques con pujas (31) sean más que aquellos que están desiertos (27).

Todavía queda en blanco otro bloque importante, el de 900 MHz, que también tiene un precio de salida de 169 millones de euros, así que aún hay esperanzas de que la cifra final de recaudación pueda avanzar algunos millones más. Sin embargo, en el sector empieza a especularse con que las grandes operadoras no vayan a moverse más y que la subasta esté llegando a su fin.

La reacción de las compañías se ha producido gracias al impulso que introdujo el Ministerio de Industria, que el viernes tensó las reglas para que, a partir de este lunes, las operadoras tuvieran que poner toda la carne en el asador y se avivara la subasta.

La subasta que está en marcha desde finales de junio supone la mayor venta de espectro radioeléctrico de la historia de España. Además, la recaudación que se consiga llegará en un momento clave para las arcas del Estado.

Movistar, Vodafone, Orange, Jazztel, Ono, Telecable, R, Euskaltel, Telecom Castilla-La Mancha, Opnatel de Navarra y COTA están participando en el proceso. Todas ellas han hecho ofertas cada día de la contienda, pero los datos de Industria no desvelan qué compañía ha hecho cada puja, solo la cuantía de la mejor de ellas por cada bloque al cierre de cada sesión.