Movistar y Vodafone pidieron al regulador plazos más amplios

La portabilidad móvil en un día desata una guerra entre operadoras

La decisión de la CMT de hacer posibles los cambios de operador en un día ha provocado la creación de dos bloques enfrentados. Movistar y Vodafone lucharon contra ello, mientras que Orange, Yoigo, KPN y el resto de las nuevas compañías jugaron todas sus cartas para conseguirlo.

La portabilidad móvil en un día desata una guerra entre operadoras
La portabilidad móvil en un día desata una guerra entre operadoras

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) lo ha sacado adelante. Después de muchos meses de proceso, el regulador hizo pública ayer su decisión de recortar a un día el plazo para cambiar de operador de móvil llevándose el número de teléfono, el proceso conocido como portabilidad. Eso sí, la aplicación no será inmediata. El regulador ha dado a las operadoras casi un año para adaptar sus sistemas, de forma que la primera portabilidad real en 24 horas no llegará hasta el 1 de junio del año próximo.

Junto con su decisión, la CMT hizo pública la resolución en la que se cuentan las entretelas del proceso para aprobar esta medida. Y el documento saca a la luz las posiciones encontradas de cada una de las compañías en sus intentos de convencer al regulador de su postura con argumentos muy distintos.

En el fondo, a ninguna de ellas le importa demasiado que la portabilidad se haga en 24, 48 o 53 horas. Lo vital para unas es que el nuevo proceso siga permitiendo recuperar al cliente que quiere abandonar la compañía y justo lo contrario (que no haya tiempo para eso), para las otras.

En el primer bloque se han situado claramente Movistar (la marca de Telefónica) y Vodafone. En el segundo, Orange, Yoigo, KPN y la mayoría de las nuevas operadoras virtuales. ¿Por qué? Porque las primeras son las que mayoritariamente pierden clientes con la portabilidad y utilizan todas las tácticas posibles para recuperarlos, y las segundas son las que los captan, según ponen de manifiesto los datos que ofrece cada mes el regulador del sector.

Para Movistar, por ejemplo, era muy importante que el cliente tuviera la oportunidad de cancelar la portabilidad. Es decir, de arrepentirse de haber firmado, normalmente tras haber recibido una contraoferta. Orange, KPN y la Asociación de Nuevos Operadores Móviles (Aenon) pedían directamente que no se pudiera dar marcha atrás.

Además, tanto Movistar como Vodafone lucharon por que fuera la operadora donante (la que pierde el cliente) la que pudiera cancelar la portabilidad libremente (a petición del abonado, se entiende), frente al resto de las compañías que pedía que fuera la teleco receptora.

Vodafone y Movistar también hicieron todo lo posible por que el plazo para contar las 24 horas que debe durar la portabilidad (en la práctica son algunas más, ya que el plazo final llega al día y medio en muchos casos) empezara lo más tarde posible. La CMT planteó que fuera desde que el cliente da el sí, mientras que Vodafone y Movistar querían que fuera desde que los operadores comprueban que es posible, lo que da algunas horas adicionales.

Por último, estas dos compañías querían que el plazo para hacer efectiva la portabilidad en un día fuera de 18 meses, cuando alguna de sus rivales pedía menos de seis meses.

Al final, la CMT ha dado una de cal y otra de arena. La posibilidad de cancelación se mantiene y el usuario tiene unas horas para arrepentirse, pero si lo hace tendrá que llamar al operador receptor y que sea él quien cancele la portabilidad, lo que puede desalentar a algunos. Al menos, Movistar y Vodafone tendrán hasta junio del año que viene para hacerse a la idea, porque hasta entonces no será obligatoria la portabilidad en el día.

El proceso

Día 1: de 8.00 a 14.00 horas. Si un usuario pide la portabilidad en este plazo (por la mañana), la confirmación o el rechazo de la petición se realizará esa tarde.

Día 2: hasta las 14.00 horas. A partir de ese momento, comienza efectivamente la portabilidad y no hay marcha atrás, así que el usuario tiene desde la petición hasta el día siguiente a las dos de la tarde para arrepentirse.

Día 3: de 2.00 a 6.00 horas. La portabilidad se consuma.