El Ejecutivo revisó sus previsiones

Bélgica rebaja perspectiva de déficit pero OCDE le pide que reduzca la deuda

El Gobierno belga rebajó hoy del 3,6% al 3,3% su perspectiva de déficit público para 2011, el mismo día en que la OCDE señaló que el país debe llevar a cabo un plan de ajuste para reducir la deuda pública, pese a haber salido "de la crisis financiera global más rápido que la zona del euro en su conjunto".

El Ejecutivo revisó sus previsiones de déficit por una mejora de los ingresos de la seguridad social, anunció el primer ministro, Yves Leterme, en una rueda de prensa. Sin embargo, la OCDE, que hoy presentó un informe sobre la situación económica del país, advirtió de que el Gobierno deberá tomar medidas "de consolidación" para evitar que la deuda pública aumente.

La organización pidió también a las autoridades que se adelanten a un incremento de los costes de las políticas sociales en un futuro causados por un envejecimiento de la población. En la actualidad, el país cuenta con una deuda del 97 % de su Producto Interior Bruto (PIB).

"La economía de Bélgica superó la crisis relativamente bien, sin embargo está en una encrucijada", afirmó el secretario general de la OCDE, Ramón Gurría, en un comunicado. "Mientras que la crisis solo tuvo un impacto modesto, ha aumentado la urgencia de un plan de consolidación creíble que ponga la deuda pública a la baja en los próximos años para asegurar la sostenibilidad fiscal", añadió Gurría.

Para el secretario general de la OCDE, sin este plan, el Estado belga "podría continuar afrontado costes más altos en sus préstamos debido a las preocupaciones de los mercados financieros" sobre el estado de sus cuentas. En los últimos días, las presiones de los mercados han golpeado con especial fuerza a España e Italia, países del euro que como Bélgica tienen un importante nivel de deuda pública.