Mercados

La tormenta bancaria europea hunde al Ibex un 2,53%

El selectivo retrocede un 5,28% en la semana, mientras la prima de riesgo llega a 284 puntos ante la presión sobre el sector financiero.

Semana de infarto en las Bolsas europeas. El espaldarazo que supuso para los mercados la decisión in extremis del Parlamento griego de aprobar un nuevo plan de ajuste duró apenas unos días. El martes, con nocturnidad y alevosía, Moody's volvió a hacer tambalear la credibilidad de la zona del euro con la rebaja del rating a Portugal. Aunque el BCE no tardó en actuar, al ningunear a las agencias de calificación anunciando que suprimía el rating mínimo para aceptar deuda lusa como garantía en las operaciones de financiación, el daño ya estaba hecho y las dudas regresaban sobre los periféricos. Por si fuera poco, la proximidad de la publicación de los test de estrés de la banca europea, cuyo resultado se conocerá el día 15, y los malos datos de paro en EE UU se sumaron como elementos añadidos de incertidumbre.

Un cóctel perfecto para que las Bolsas y las primas de riesgo europeas se estremecieran de nuevo. El Ibex saldó su quinto día consecutivo en números rojos y se situó en 9.938,2 puntos, una pérdida del 5,27%. Solo el viernes, el índice de Madrid se dejó un 2,53%. Las pérdidas, en cualquier caso, no son exclusivas de España. Milán cedió un 3,47% en la última jornada de la semana y, en el balance de las cinco sesiones, el ajuste fue del 7,15%. El supervisor anunció que investigará el desplome del viernes. París retrocedió un 2,34% y Fráncfort, un 0,23%. Londres cedió un 1,06% el viernes pero logró saldar la semana con una subida del 0,01%. Lisboa, que lidia con la decisión de Moody's de rebajar el rating al país, cuatro empresas públicas y a seis bancos, resistió bastante bien; el recorte total fue del 1,74%. En Wall Street, el castigo se produjo el viernes. El Dow retrocedió en la sesión un 0,49%, el S&P, un 0,7% y el Nasdaq, un 0,45%.

El sector bancario fue el más vapuleado, debido a las especulaciones sobre qué entidades pasarán y cuáles no las temidas pruebas de estrés. Y en esta ocasión el blanco de la diana fue la banca italiana, por los continuos rumores sobre la posibilidad de que Unicredit e Intesa no aprueben. El primero, cuya cotización llegó a estar suspendida en Bolsa, se derrumbó el viernes un 7,85% y baja casi un 20% en la semana, mientras el segundo se dejó un 4,56% (13,5% en la semana). El castigo a la banca fue brutal en toda Europa. Los franceses Crédit Agricole, Société Générale y BNP Paribas acumulan descensos semanales respectivos del 12,2%, el 3,9% y el 3,86%. En Reino Unido, el descenso de Barclays fue del 8,4% y el de Lloyds, un 8,36%. En Portugal, Banco Comercial acumula un recorte del 12,7% y Espírito Santo, un 7,05%. En Alemania, Deutsche Bank se dejó un 4,7% y Commerzbank, un 5,9%.

Ninguno de los bancos españoles del Ibex logró escapar a las pérdidas en un viernes nefasto: BBVA se dejó un 4,93%; Banco Sabadell, un 4,77%; CaixaBank, un 4,51%; Banco Popular, un 4,18%; Santander, un 3,81% y Bankinter, un 3,14%. El descenso semanal osciló entre el 3,8% de CaixaBank y el 10% de Bankinter. La especulación es enorme. Hace una semana se filtró que eran 15 las entidades que habían suspendido. El viernes, Goldman Sachs dijo que serán nueve las entidades que no superen las pruebas.

A esta tensión se sumó el preocupante dato del desempleo en EE UU. La tasa de paro se situó en junio en el 9,2%, una décima por encima del mes anterior, y el número de creación de puestos de trabajo se quedó en 18.000, muy por debajo de la previsión más pesimista.

El impacto en el mercado de renta fija fue que las primas de riesgo también se desbocaron en Europa. El spread español, que mide la diferencia que se exige al bono a diez años frente al alemán, saltó hasta los 284,5 puntos básicos, con lo que se volvió a instalar en la zona de máximos desde la entrada en vigor de la moneda única. Tres países, Portugal, Irlanda y Grecia tienen una prima de riesgo superior a los 1.000 puntos básicos (10 puntos porcentuales), evidenciando así la fractura económica que está teniendo lugar dentro de la propia zona euro. Italia, el nuevo objetivo de los mercados, vio cómo la prima de riesgo se situó en los 244 puntos, máximo de la era euro.

Otras claves

Euro

Cuando los problemas arrecian en Europa, la cotización de la moneda única se viene abajo. La divisa comunitaria llegó el viernes a 1,423 dólares por unidad, lejos de los 1,45 dólares a los que cotizaba hace una semana. La moneda sufre cada vez que el tipo de cambio se acerca al nivel de los 1,45 dólares, toda una muestra de la incertidumbre que predomina en Europa.

Deuda

La rentabilidad de los bonos alemanes a 10 años ha caído hasta el 2,89%, los niveles más bajos desde noviembre, cuando la presión del mercado obligó a Irlanda a pedir un rescate financiero. El rendimiento exigido a los bonos españoles a 10 años está muy cerca de los máximos de la era euro, al situarse el pasado viernes en el 5,675%.

EE UU

Los datos de desempleo hacen patente la desaceleración de la primera economía del mundo, que tiene que afrontar también la batalla política en Washington, donde no hay acuerdo entre republicanos y demócratas para ampliar el techo de gasto público, lo que podría provocar que el Estado entrase en una suspensión de pagos, eso sí, de carácter técnico.