Tipos de interés

Atrapados entre las alzas del BCE y la cláusula suelo

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, anunció el pasado miércoles el segundo incremento de los tipos de interés que se aprueba en lo que va de año. En concreto, los tipos ascendieron del 1,25% al 1,5%. El aumento, de por sí, no incide directamente en la deuda que acumulan los suscriptores de una hipoteca, que, mayoritariamente, están vinculadas a la evolución del euríbor. Este índice, sin embargo, sí que está firmemente ligado al movimiento de los tipos de interés, que suele adelantar. De hecho, la mera insinuación hecha por Trichet, hace un mes, de que pretendía seguir elevando los tipos, colocó el euríbor por encima del 2%. Tras confirmarse esta semana, el indicador hipotecario se ha colocado por encima del 2,2%, por primera vez desde el invierno de 2009.

Ocho de cada diez hipotecas firmadas en España están sujetas a un tipo variable, y en su gran mayoría dependen de las oscilaciones que protagoniza el euríbor. Muchas, eso sí, no permiten al comprador de la vivienda beneficiarse de las bajadas, pese a que si se ven obligados a asumir las subidas. Se trata de aquellos contratos de crédito que presentan las llamadas cláusulas suelo. Una especie de barrera que limita el interés mínimo que seguirá pagando el deudor a su entidad, por mucho que baje el índice de referencia.

Son numerosos los colectivos de usuarios y defensores del consumidor que abogan por abolir este tipo de cláusulas, por considerarlas abusivas. Existen, también, algunas sentencias a favor de los demandantes, que han tumbado este tipo de postulados de los contratos. La polémica se coló también en el último debate del estado de la nación, y este será otro de los temas que trate la subcomisión de Vivienda del Congreso de los Diputados. El grupo de trabajo, que continuará recibiendo a comparecientes durante todo el mes de julio, tiene previsto publicar su informe de recomendaciones a finales de este año.

Nuevos aumentos

Los analistas prevén que la subida de tipos aprobada el jueves por el Banco Central Europeo no será la última del año. Los tipos comenzaron 2011 en el 1%, y aunque en un comienzo se habló de que las subidas progresivas del BCE los dejarían en torno al 2,25% para 2012, ahora se habla de acabar el actual ciclo sobre el 1,75% o el 2%.