PSOE y CiU negocian mejoras en la reforma de pensiones

El cuidado de los hijos pesará más para poder jubilarse antes

El cuidado de hijos tendrá un mayor peso para poder jubilarse antes. El PSOE ha presentado una enmienda al proyecto de ley de reforma de las pensiones en el Senado para que cada año por cuidado de hijos equivalga a un año de cotización hasta un máximo de cuatro. El Grupo Socialista negocia con CiU para sacarlo adelante en la Cámara alta.

Entre las enmiendas presentadas en el Senado figura una propuesta del Partido Socialista para que las personas que han tenido que interrumpir su carrera laboral para cuidar hijos puedan jubilarse antes. En la reforma del proyecto de ley de la reforma de las pensiones se aprobó en el Congreso un retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años y la enmienda socialista propone en el Senado un mecanismo para que esas personas puedan jubilarse de forma anticipada.

El texto establece que, "a los exclusivos efectos de completar periodos de cotización para acceder a la jubilación con 65 años, el periodo de cómputo será de un año (365 días) por cuidado de hijo como máximo". De este modo, cada año que no se haya cotizado por tener que haber cuidado de hijos computaría como un año dado de alta hasta un máximo de cuatro. Este periodo supone un incremento de 95 días frente a la enmienda que pactaron PSOE y CiU en el trámite previo del Congreso, que fijaba un máximo de 270 días.

Los socialistas justifican este cambio para "incrementar la protección a los efectos de que las personas afectadas puedan completar periodos de cotización que posibiliten el acceso a la pensión de jubilación a partir de los 65 años". Por ahora, CiU no comparte esa visión y solo acepta que ese plazo de 365 días afecte a las familias sean numerosas (tres o más hijos).

Por lo tanto, los cambios introducidos por los socialistas tendrán que ser negociados ahora en el Congreso. Fuentes del grupo nacionalista consultadas por Cinco Días creen que la enmienda saldrá adelante, ya que las posturas están "cercanas" y las divergencias exhibidas en el Senado podrían solucionarse con una enmienda transaccional en el trámite de vuelta en el Congreso. En los puntos en los que sí coinciden ambas formaciones es en que el beneficiario solo puede ser uno de los progenitores y que en caso de controversia se le concederá a la madre.

El PP rechaza igualar a las empleadas de hogar

Entre las cien enmiendas que ha presentado el Partido Popular al proyecto de ley de reforma de las pensiones destaca la presentada para retirar la equiparación de las cotizaciones sociales de las empleadas de hogar, prevista para 2019. A partir de esa fecha, esas trabajadoras cotizarán por la base mínima del régimen general de la Seguridad Social.

En la justificación de la propuesta, el grupo parlamentario popular considera que podría tener "consecuencias negativas" como el alza del desempleo o de la economía sumergida.

El PP considera que dicha equiparación comporta un aumento de los costes económicos "incongruentes" con las políticas dirigidas a favorecer la incorporación en el mercado de trabajo de las mujeres y la conciliación de la vida laboral y familiar.