La CMT publica la factura media real de los hogares

¿Gasta más en teléfono, móvil o ADSL que su vecino?

Si gasta más de 40 euros al mes en teléfono móvil, debe saber que su consumo está por encima de la media, según los datos de factura real de los hogares que ha revelado la CMT.

Una usuaria en una tienda de telefonía móvil
Una usuaria en una tienda de telefonía móvil

Del sector de las telecomunicaciones se conoce casi todo. Lo que cuesta cada minuto de móvil o de telefonía fija, el precio de la cuota del ADSL o el abono a una televisión digital. Pero lo que no está tan claro es cuánto gastan efectivamente los españoles en servicios de telefonía, su factura mensual.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) está intentando poner fin a este desconocimiento. Junto a Red.es, el regulador del sector ha creado una base de datos compartida que incluye 3.000 facturas de hogares. Con ellas, la comisión quiere llegar a conclusiones más allá de los datos que aportan las operadoras, estudiar los hábitos de los consumidores y desarrollar indicadores con estas cifras.

A la espera de este estudio se plasme en un informe, la CMT ha dado un adelanto en su informe anual de 2010, como ya hizo en el de 2009, y ha incluido la factura mensual media que pagan los hogares en los principales servicios de telecomunicaciones.

Telefonía móvil

La primera conclusión es que los españoles se gastan más en telefonía fija y banda ancha que en móvil. Así, la factura media de un celular fue de 40 euros al mes en 2010, con el IVA incluido, si se trata de un teléfono de contrato. Si el usuario tiene un prepago, el gasto baja a 26,8 euros al mes.

Estas cifras no son útiles solo a fines estadísticos, sino que pueden dar pistas sobre las necesidades de cada consumidor. Si un abonado gasta más de esa cantidad en móvil al mes puede deberse a tres factores: que tenga un consumo muy elevado, que no disponga de la tarifa más adecuada para su perfil y eso le suba el montante total o que esté en una compañía con precios más altos que el resto. Para el primer problema no hay solución posible para pagar menos que reducir el consumo, pero en las dos últimas posibilidades rebajar la factura está al alcance de la mano.

Fijo y banda ancha

En el ámbito de la telefonía fija, el servicio más barato es, como no podía ser de otra forma, el más sencillo: el que suma solo la cuota de la línea y las llamadas. Cada persona se gasta de media 24,7 euros al mes en este concepto. Pero en cuanto se le suma internet, la factura sube y supera a la del móvil. Si a la línea de telefonía fija y a las llamadas se le añade un acceso de banda ancha (un ADSL o similar), la factura media es de 49 euros al mes, según los datos de la CMT, si a la tarifa plana de llamadas se le incluyen los costes adicionales, como las conexiones de fijo a móvil, por ejemplo.

Y si a esos servicios se les añade la televisión digital, entonces el gasto mensual supera los 77 euros al mes, también incluyendo en la factura las conexiones que no están recogidas en la tarifa plana.

¿Bajan los precios?

Un vistazo a estas facturas medias permite llegar a otra conclusión: los españoles pagan efectivamente al mes por sus servicios de telecomunicaciones menos de lo que abonaban hace un año, según la comparación de las cifras de uno y otro ejercicio.

¿Significa eso que han bajado los precios? Por una parte, así ha sido, pero la CMT destaca que la mayor movilidad de los usuarios y el cambio de compañía en busca de una tarifa mejor han hecho mucho por la reducción de la factura global.