Los países se comprometen a apoyar a sus entidades tras ese plazo

Los bancos que suspendan los test de estrés tendrán seis meses para recapitalizarse

Los bancos que suspendan los test de estrés no se quedarán solos. Los países europeos se comprometen a ayudarlos y a entrar en su capital. Eso sí, las entidades solo tendrán seis meses para conseguir fondos y evitarlo.

O recapitalización en seis meses o entrada del Estado. Los países europeos han prometido ayudar a los bancos que no aprueben las pruebas de estrés si esas entidades no consiguen recaudar capital nuevo en un plazo de medio año, según el borrador de un documento de la Unión Europea desvelado por la agencia Reuters.

El documento interno, que detalla cómo deben responder los países a los resultados de las pruebas, también describe cómo la UE colocará a las entidades que suspenden las pruebas en una lista de observación en caso de que se deterioren más.

El documento, con fecha del 7 de julio, concede a los bancos hasta final de septiembre como muy tarde para presentar un plan o para corregir sus finanzas y tres meses más para implementarlo.

"Si los bancos son incapaces de implementar un plan de capitalización creíble en los plazos establecidos, (el Gobierno) estará preparado para tomar las medidas necesarias para conservar la estabilidad financiera", señala el documento, en cuya elaboración han participado funcionarios de los 27 países miembros.

"Los bancos en los que el Core Tier 1 (el capital básico) sea superior pero cercano a la referencia del 5% según el escenario de tensión serán sujetos a un escrutinio reforzado para asegurar que no haya un deterioro inesperado en su posición de capital".