Movimiento estratégico

Lenovo retará a Microsoft y Sony en el mercado de las consolas

El fabricante chino de ordenadores Lenovo, que compró los PC de IBM en 2005, ultima el lanzamiento de su primera consola de videojuegos, según el portal chino de noticias Sina.com. Este movimiento estratégico de la compañía china supone un reto para Microsoft, Sony y Nintendo, los tres líderes del mercado de consolas. La máquina de Lenovo está prevista que llegue al mercado en septiembre u octubre de este año.

La multinacional china informó hace unos meses que creaba Eedoo Technology, una filial encargada de la fabricación y distribución de la consola, que parece se llamará iSec. Lo curioso es que en China la venta de consolas está prohibida desde el año 2000, con el fin de evitar la adicción a los videojuegos, aunque es sabido que existe un mercado negro en el que se venden estas máquinas, y también se fabrican allí consolas para que Sony y Nintendo vendan en otros mercados.

Al parecer, Lenovo estaría tratando de sortear esta prohibición con el argumento de que su consola sirve para mucho más que jugar. Muestra imágenes, reproduce música y puede conectarse a internet, algo que por otro lado también hacen la Xbox y la PlayStation. Lo que parece claro es que si finalmente se lanza, se pondrá fin a 10 años de prohibición y se podría abrir un mercado valorado en 5.800 millones de dólares.

La consola de Lenovo es semejante a la Kinect de Microsoft, según dijo el portavoz de Eedoo, Zhang Zhitong, al portal Sina.com.