Nueva sede

PwC, el logotipo que todo lo ve

La consultora pone su emblema en el rascacielos de Sacyr

Luis estuvo ayer suspendido a 236 metros del suelo de Madrid. Junto con otros siete operarios instalará durante aproximadamente 30 días tres logotipos de PricewaterhouseCoopers (PwC) en cada una de las tres caras de la torre construida por Sacyr sobre los antiguos terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid. "No se siente nada especial, después de tantos trabajos...", comenta Luis tras abandonar la góndola utilizada para colocar el rótulo de PwC, el logotipo exterior más alto de España. "Cuando hay viento notas que te arrimas y te alejas de la torre, pero casi noto más el vaivén cuando estoy de pie en la azotea... ¿Que si miro hacia abajo? Sí, pero no por nada, no me da vértigo".

En septiembre, 2.500 profesionales de la consultora trabajarán en el rascacielos; 1.700 empleados están ya instalados. PwC acordó con el grupo Sacyr alquilar las 17 últimas plantas del edificio por un periodo de 11 años con prórrogas indefinidas de otros cinco años (un hotel de cinco estrellas ocupa las 34 primeras plantas). Con este contrato la torre se convierte en la primera de las cuatro de la Castellana que alcanza una ocupación del 100% (las otras tres son las de Bankia -antes de Repsol-, Mutua Madrileña y OHL).

Cada uno de los tres emblemas que se colocarán en el rascacielos mide 10,3 metros de altura por 8,1 metros de ancho. "Han sido transportados como piezas de un puzle", explicó ayer Manel García, subdirector de Signes, la compañía contratada para instalarlos. Los rótulos han sido transportados en montacargas hasta la planta 52 y, a partir de ahí, los operarios los han subido a peso por escaleras unos pocos pisos hasta la azotea. Una grúa suspende las piezas y dos operarios las fijan desde una góndola a la estructura interna del rascacielos. "No existen en España pruebas de viento para colocar logotipos a tanta altura, así que estamos muy atentos de cualquier cambio meteorológico".

Cada uno de los tres rótulos que se colocarán mide 10,3 metros de alto por 8,1 de ancho

Hasta ahora, el rótulo que Signes había colocado a más altura fue el del Hotel Hesperia en Barcelona, a 110 metros, "con una grúa, pero para esta altura no hay grúas, llegan a 120 metros", indicó García.

La consultora PwC ha desafiado con su decisión de alquilar la torre de Sacyr las previsiones de los más agoreros sobre las posibilidades de ocupación de edificios como cada una de las cuatro torres de la Castellana, las de mayor altura en España, en plena crisis. Y la instalación de su logotipo reinando sobre Madrid también choca con las teorías que otras compañías, aseguran fuentes del sector, han seguido para desechar la opción de alquilar el rascacielos como sede, tal y como ha hecho PwC: "Puede entenderse como una señal de derroche, de afán de notoriedad en tiempos de crisis", dicen.

En los pisos 37 a 49 se ubicarán los profesionales de las tres líneas de negocio de PwC; en las 35 y 36 estarán los servicios generales de la firma. Un comedor con capacidad para 250 comensales y una sala de formación ocuparán la planta 34. Y a la planta 50, de 650 metros cuadrados, PwC llevará a sus clientes para sellar acuerdos a 230 metros de altura, divisando todo Madrid.

"El logotipo tiene que integrarse en el edificio, tiene que parecer que forma parte de él", dice Manel García. Con la instalación del emblema de PwC, la Torre Sacyr pasa a ser la ¿Torre Price?, ¿Torre de PricewaterhouseCoopers? Será la gente de Madrid la que otorgue al rascacielos una denominación con la que reconocerla, ya sea con el distintivo de la consultora o con otro término, como lo ha hecho con Torrespaña (el Pirulí); las torres Realia y Caja Madrid de plaza Castilla (que se siguen reconociendo como las torres KIO) o, más recientemente, el edificio Mirador de Sanchinarro (conocido como el Donut).