Rechaza que se "penalice" a quien rescate sus ahorros de golpe

El PP rebajará la fiscalidad de los planes de pensiones si gobierna

El Partido Popular ya tiene decidido mejorar la fiscalidad de los planes de pensiones si gana las próximas elecciones. Si bien aún no ha concretado la medida que incluirá en su programa electoral, su objetivo pasa por recuperar las ventajas fiscales para los contribuyentes que rescaten sus ahorros de golpe.

La singular fiscalidad de las pensiones privadas sufrirá una nueva vuelta de tuerca si el PP gana las elecciones. Fuentes de ese partido confirmaron CincoDías su objetivo de modificar el escenario tributario del principal vehículo de ahorro para la vejez. El equipo económico del PP aún no ha diseñado la propuesta concreta, sin embargo, la filosofía está clara: despenalizar a los contribuyentes que rescaten su pensión privada de una sola vez.

Ello implica dejar sin efecto la reforma de 2007 impulsada por el que fuera secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El actual gobernador del Banco de España fue el artífice de la eliminación de la exención del 40% en el IRPF que podían aplicarse los contribuyentes que rescataban de golpe sus ahorros.

¿Una nueva exención?

Si bien los planes de pensiones son un vehículo de ahorro, tributan como rendimientos de trabajo. Ello significa que quien rescate su plan de pensiones de una sola vez tributará a un tipo mayor que quien opte por cobrar una renta periódica. De hecho, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en 2007, planteó prohibir el rescate de golpe de los planes de pensiones, una medida que no llegó a concretarse ante las airadas quejas de la patronal Inverco. Finalmente se optó por eliminar la exención del 40%.

La idea que está estudiando el PP pasa por volver a la situación anterior a 2007 y beneficiar fiscalmente a los contribuyentes que rescaten en un mismo ejercicio fiscal sus ahorros privados para la jubilación.

En cualquier caso, todo indica que se mantendrán las ventajas fiscales que recoge la normativa para las transferencias a los planes de pensiones privados. Actualmente, las aportaciones a los sistemas de previsión social permiten reducir la base imponible en el IRPF hasta un máximo de 10.000 euros anuales o 12.500 euros en caso de personas mayores de 50 años. En 2009, cuatro millones contribuyentes rebajaron su factura fiscal por aportaciones a planes de pensiones. Sin embargo, lo que no se tributa durante la vida laboral se paga al cobrar los recursos para la vejez.

La mayor esperanza de vida y el reciente aumento del periodo de cotización para calcular la jubilación provoca que cada vez más españoles opten por abrir un plan de pensiones privado. Ya son diez millones los contribuyentes que han elegido esta opción. De hecho, en los borradores del Pacto de Toledo se recomendaba elevar las ventajas fiscales de los planes de ahorro privado, una medida que nunca llegó a concretarse.

Cuando lo invertido para la vejez sustituye al paro

El exponencial incremento del paro registrado en los últimos tres años ha llevado a muchos contribuyentes a rescatar su plan de pensione antes de llegar a la edad de jubilación. En 2010, más de 71.000 desempleados pidieron recuperar los ahorros para la vejez tras quedarse sin prestación por desempleo. Nunca antes se había registrado una cifra igual. De hecho, en 2006, este colectivo apenas alcanzaba los 6.000 contribuyentes. Y rescataron 326 millones frente a los 44 millones registrados en 2006. Un incremento que, junto con la situación económica, se explica porque el Gobierno redujo en 2009 las condiciones para reclamar los planes de pensiones antes de la jubilación. Economía eliminó la obligación de estar 12 meses desempleado para recibir los ahorros para la vejez.

En este sentido, el PP propuso el jueves en el Senado una moción para dejar exentos los rescates de planes de pensiones. Se trata de una medida de máximos que, difícilmente se incluirá en el programa electoral. Con todo, la propuesta obtuvo el apoyo de CiU y finalmente fue aprobada. La vicepresidenta económica Elena Salgado ya ha repetido más de una vez que el Gobierno no planea modificar la tributación de las pensiones.

Desde el PSOE, indican que una rebaja de la fiscalidad de los planes de pensiones privados beneficiará sobre todo a las rentas altas. La estadística de Hacienda indica que el 18% de los contribuyentes que ganan entre 12.000 y 24.000 (el grupo más numeroso en el IRPF) realizaron aportaciones a un plan de pensiones. A medida que aumenta el nivel de renta, también lo hace el porcentaje de contribuyentes que destinan una parte de sus ingresos al ahorro para la vejez. Por ejemplo, el 60% de los declarantes que ganan entre 60.000 y 150.000 euros al año cuenta con un plan de pensiones.

Las cifras

4,2 millones de contribuyentes se benefician de la reducción en el IRPF por realizar aportaciones a planes de pensiones.

10,7 millones de españoles contaban en 2010 con un plan de pensiones. La cifra no alcanzaba los cinco millones diez años atrás.

1.364 euros alcanzó la aportación media a planes de pensiones en 2009.