El ejecutivo cierra el viernes la primera ronda de búsqueda de inversores

Castellano retoma la idea de crear un 'banco malo' en Novacaixagalicia

El presidente del banco de Novacaixagalicia (NCG), José María Castellano, finalizará entre el viernes y el lunes la ronda de contactos con inversores dispuestos a entrar en el capital del grupo. El ejecutivo ha retomado el proyecto de crear un banco malo en NCG para separar la actividad financiera de los activos inmobiliarios. La caja espera reducir la petición al FROB a menos de 1.400 millones.

Jose María Castellanos
Jose María Castellanos

José María Castellano no ha esperado prácticamente nada para remangarse y comenzar a ejercer de número uno en Novacaixagalicia. Desde el pasado 16 de junio, día en el que el consejo de administración de la caja gallega le nombró presidente ejecutivo de NCG, Castellano no ha parado de reunirse con los directivos de la caja y con posibles inversores que entren a formar parte del capital del banco con él.

También ha puesto en revisión todo el proyecto estratégico del grupo y ha recuperado algunas iniciativas que se habían guardado en el cajón. Este es el caso de la creación de un banco malo.

Castellano ha retomado la idea de crear un banco malo para separar el negocio financiero del vinculado al ladrillo. Lo que se pretende con esta iniciativa es hacer más atractivo para los inversores NCG Banco, entidad en la que van a convertirse en accionistas.

Novacaixagalicia celebrará el próximo día 21 de este mes su asamblea en la que se someterá a aprobación la segregación del negocio de la caja al nuevo banco. Será después cuando se decidirá definitivamente si se sigue adelante con la creación del banco malo, ya que está en fase de estudio y, además, se necesita la aprobación del Banco de España.

El grupo gallego tiene una exposición crediticia en el sector inmobiliario que asciende a 30.363 millones, un 55,6% de todos sus activos, de los que 13.750 millones son los que suman más riesgo, al corresponder a préstamos a promotores e inmuebles y suelo que llegaron a manos de la caja por impagos.

Solo los créditos a promotores y constructores alcanzan los 11.150 millones.

En una primera fase Novacaixagalicia pretende conseguir capital privado que se incorpore al banco. El objetivo es aminorar la petición de fondos públicos al FROB, que inicialmente asciende a 2.622 millones de euros, y de poner en marcha un nuevo proyecto para el grupo, pese a que este no ha cumplido aún los nueve meses de vida. En una segunda fase el plan pasa por sacar a Bolsa NCG Banco en dos años, periodo en el que el FROB debería salir del capital. Esta idea podría adelantarse y la creación de un banco malo ayudaría a atraer inversores. La Caixa y Bankia han sido las pioneras en España en crear bancos malos.

Castellano finalizará entre el viernes y el lunes la primera ronda de contactos con inversores nacionales y extranjeros dispuestos a acompañarle en el proyecto de NCG Banco. La idea es que se incorporen a la entidad menos de 10 destacados inversores en menos de dos meses, justo antes de que el FROB haga su desembarco. Castellano pretende reducir a menos de 1.400 millones de euros el capital público a inyectar en la entidad para alcanzar un core capital del 10% -si logra un 20% de capital privado podría reducir este porcentaje al 8%, pero inicialmente prefiere subir al 10%-.

Castellano se ha comprometido a sumar en la caja inversores que inyecten unos 600 millones.

Un proyecto que llega a gallegos de México

José María Castellano, lo mismo que la Xunta, pretende que NCG se mantenga como un proyecto gallego, aunque en su capital se incorporarán previsiblemente fondos de inversión estadounidenses y conocidos inversores gallegos, madrileños y del resto de España, afirman varias fuentes. La búsqueda de capital por parte del primer ejecutivo de la caja ha llegado a México. El empresario de origen gallego y presidente del Grupo Empresarial Ángeles (GEA) de México, Olegario Vázquez Raña, ha mostrado su interés por NCG, lo mismo que otros conocidos empresarios gallegos residentes en este país. El principal accionista de Inditex, Amancio Ortega, también podría hacer un gesto e invertir en NCG, aunque de forma simbólica. Entre los empresarios gallegos con los que Castellano se ha reunido para que inviertan en la caja están también Roberto Tojeiro y Rosalía Mera.

Otros posibles inversores que han estudiado el proyecto son Manuel Gómez Franqueira (Coren), Jacinco Rey (San José), Jesús Alonso (Jealsa-Rianxeira), Luis Collazo (Comar), Enrique Freire (Megasa), la familia Rivera (Estrella de Galicia), Manuel Jove (Inveravante), y Manuel Fernández Sousa (Pescanova). La caja baraja un descuento sobre su valor en libros para colocar el 50%.

Director de CXG

Novacaixagalicia nombró ayer al sustituto del hasta el lunes consejero delegado de CXG Corporación Novacaixagalicia, José Luis Méndez (hijo del que fuera presidente de Caixa Galicia). Javier Carral, que ya trabajaba en el grupo, será el número uno de la corporación industrial. CXG Corporación ha perdido influencia en el grupo tras la venta de una gran parte de su cartera.