Sanidad obligará a los laboratorios a suministrar a las distribuidoras

Las farmacéuticas no podrán vender directamente a las farmacias

El borrador de proyecto de decreto ley sobre distribución de medicamentos establece la garantía de acceso del paciente a los medicamentos prescritos. Sanidad, que finalmente desarrolla la Ley de Garantías de 2006, da la razón a las distribuidoras, afectadas por la decisión de algunos laboratorios de vender directamente a las farmacias, por lo que fallaba el suministro en algunas localidades.

Los ciudadanos deben tener la garantía de que los medicamentos que les prescriben los médicos se pueden encontrar en las farmacias". Así lo aseguró ayer el director general de Farmacia, Alfonso Jiménez, en representación de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, durante la inauguración de la asamblea de Fedifar, la patronal de las distribuidoras de medicamentos.

La afirmación de Jiménez, lejos de resultar anecdótica, supone un espaldarazo a las quejas del sector de la distribución de fármacos. Algunas grandes empresas farmacéuticas se habían aprovechado del actual vacío legal para saltarse los intermediarios y vender directamente sus productos a las farmacias. Ello ha redundado, en algunos casos, en la ausencia virtual de determinados fármacos en determinados puntos de venta

Jiménez entregó ayer en dicho foro el borrador del proyecto de real decreto de la distribución farmacéutica, que desarrolla lo establecido en la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios, de 2006. Según el documento, al que ha tenido acceso CincoDías, "los laboratorios farmacéuticos garantizarán el suministro de medicamentos a todos los almacenes mayoristas autorizados, para que estos puedan cumplir con su función de abastecimiento y atender los pedidos que le realicen las oficinas de farmacia y servicios de farmacia".

"Las medicinas con receta deben estar en las farmacias", dice Sanidad

De seguir adelante el decreto, pues, con el actual redactado, los grandes laboratorios perderán la posición de fuerza que mantenían hasta ahora. Con todo, el propio director general de Farmacia insistió en que se trata de "un primer borrador, que sienta las bases" de lo que se acabará aprobando "con el consenso de las partes".

"Entendemos que el borrador recoge, en líneas generales, nuestras principales demandas", apuntó el presidente de Fedifar, Antonio Mingorance. "Es un primer paso muy importante para que quede asegurado el abastecimiento de las oficinas de farmacia y de la ciudadanía en general", dijo.

En cuanto al sector, Mingorance destacó que los dos decretos ley de 2010 que recortan el gasto farmacéutico han supuesto una reducción de 1.900 millones en la facturación de las distribuidoras.

El ministerio reclama más recursos y mayor eficiencia

El director general de Farmacia, Alfonso Jiménez, defendió ayer el Sistema Nacional de Salud (SNS) como "uno de los mayores logros de la sociedad". En su opinión, para mantenerlo hacen falta tres cosas.

Hay que mejorar su eficiencia, "y eso que ya es uno de los más eficientes del mundo. Prestamos buenos servicios a un coste menor al de la media", dijo en la asamblea de Fedifar.

"Es imprescindible también que la sociedad arbitre más recursos para poder sostener el sistema", apuntó. En este sentido, consideró "muy positiva" la propuesta del vicepresidente del Gobierno y candidato socialista a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, de añadir 8.000 millones de euros al gasto en sanidad.

Considera, asimismo, básico conciliar los intereses del sector farmacéutico con los del Estado para aspirar a mejorar el sistema.

La cifra

1.900 son los millones de euros que el sector de la distribución de fármacos ha dejado de ingresar por los recortes del Gobierno, sin contar los autonómicos.