Reconoce que el Gobierno no puede fijar los salarios en la empresa privada

Trabajo insiste en gravar más los sueldos "obscenos" de los directivos

Pese a que Elena Salgado ha descartado hoy mismo modificar cualquier tipo de impuesto, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, mantiene su propuesta de aumentar la fiscalidad a los "obscenos" salarios de altos directivos de la banca y de otros sectores.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, durante la conferencia que pronunció esta mañana dentro del curso de verano de la Universidad Complutense que se celebra en El Escorial (Madrid).
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, durante la conferencia que pronunció esta mañana dentro del curso de verano de la Universidad Complutense que se celebra en El Escorial (Madrid).

En declaraciones a la prensa tras participar en un seminario sobre empleo, Gómez afirmó que es un tema "del pasado" el que esos altos directivos cobren "mil o mil quinientas veces más" que el trabajador peor pagado de sus empresas.

Según Gómez, el Gobierno no puede fijar los salarios en las empresas privadas, pero sí puede hacerles esa apelación para que moderen sus retribuciones. Una "reflexión" que Gómez considera "antigua" y que ya ha sido adoptada en alguna directiva de la Comisión Europea.

De lo que se trataría es de crear un sistema retributivo que no fomente el riesgo, como la concesión masiva de hipotecas, explicó el ministro, quien dijo que esa práctica explica algunos elementos de la actual crisis económica y financiera.

Unas declaraciones que contradicen las realizadas hoy mismo por la ministra de Economía, Elena Salgado, quien ha asegurado en Onda Cero que "a corto plazo no habrá ninguna modificación de los impuestos, ni directos ni indirectos".

La propuesta del ministro de Trabajo no ha sido bien recibida por el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo,quien ha declarado que "no vale decir que los ricos paguen más", sino establecer "cuánto se quiere recaudar, para qué y con qué figuras fiscales hay que actuar"."Si salimos de la zona de la demagogia y entramos en la de las propuestas con visos de tener efectos prácticos, el ministro debería ir un poco más allá", ha manifestado Toxo.

En el día de ayer, Valeriano Gómez lanzaba su apuesta por introducir tipos fiscales "especialmente aumentados" para gravar las retribuciones "muy altas": "Las retribuciones a partir de un nivel que se considere máximo deberían tener una gravación fiscal mayor". Una idea compartida por el vicepresidente del Gobierno y candidato socialista a las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien declaró hace unos días "las entidades deben de compartir junto con los sectores más afectados el coste de la crisis".

A favor de financiar las carreteras con gasolina

En el mismo acto, Valeriano Gómez, ha considerado como una idea "extraordinariamente positiva" la demanda de la Asociación de Constructoras de Obra Pública (Aerco) de que se fije un impuesto sobre las gasolinas para garantizar la conservación de las carreteras.

Según Gómez, es bueno todo lo que implique seguir manteniendo las dotaciones a carreteras, autovías o trenes de alta velocidad, de las que recordó que han tenido un gran auge en los últimos quince años. Todo lo que suponga financiarlas a través de un aumento indirecto de los impuestos es una idea "extraordinariamente positiva" para Gómez.

"Portugal no es Grecia"

El ministro de Trabajo también se ha referido a la situación de Portugal, cuyo bono fue degradado ayer por la agencia de calificación Moodys Ba2, nivel de "bono basura", una decisión que según Gómez terminará afectando a las economías europeas, especialmente a España, Italia y Bélgica.No obstante, ha recordado que la economía portuguesa tiene un buen nivel de apoyo por parte de sus socios europeos.